Noticias


Márcio Viegas, Director General de BSI Iberia

“Cuantas más Normas internacionales haya, más fácil será el comercio mundial”

MARCIO-VIEGAS-2
15/09/2011

La empresa británica de normalización, formación y certificación, BSI, cumple 110 años y ante la pregunta: ¿qué os han regalado?, Márcio Viegas, director general de BSI Iberia y de BSI Francia nos responde: “El regalo es para nuestros clientes, ya que trabajamos día a día para construir una marca prestigiosa que los beneficie”. Y es que este ingeniero de caminos y medioambiental, que afirma estar más a gusto con sus clientes que en la oficina, puede presumir de trabajar en “la primera entidad de normas de sistemas de gestión del mundo”.

Pero el camino no ha sido fácil y en esta entrevista Márcio Viegas nos cuenta, además de los grandes hitos de BSI, los momentos difíciles que han superado en este último siglo. No obstante, siempre hay que mirar hacia el futuro y hacia la mejora continua, una mirada muy practicada en esta empresa.

1.-  ¿Cuál fue el comienzo de BSI y cuáles serían, según su opinión, los mejores momentos de la empresa?

BSI nació con un ingeniero que trabajaba con el acero y lo hacía en base a una gran cantidad de perfiles, por ello, decidió que lo mejor sería encontrar un perfil estándar. A partir de esta decisión, el Comité de Ingeniería de entonces crearía en 1901 la BS.

Un gran hito de la historia de BSI lo encontramos en 1946, cuando BSI contribuye a la creación de ISO. Con el objetivo de facilitar el comercio, el equipo de BSI organizó una reunión en Londres con representantes de diferentes países, dando lugar a la Organización Internacional de Estandarización (ISO, en sus siglas globales). Y desde entonces, BSI tiene el compromiso de que en el momento en que aparezca una norma ISO, una norma internacional, dejaremos de promocionar las normas BS.

Como ejemplo, que me lleva a otro gran momento en BSI, en 1979 se publica la BS 5750, que es el origen de la ISO 9000. Un poco antes, en 1977, BSI fue pionera en certificación con el borrador de sistemas de gestión; desde entonces, BSI divide en su actividad la auditoría, formación y la certificación, teniendo en esos años un despegue importante.

Desde que en 2002 comenzamos nuestra expansión por Estados Unidos y Holanda, seguimos con adquisiciones teniendo hoy en día un crecimiento orgánico muy interesante. Pero siempre enfocado en normas, ya que nuestra misión es aportar confianza con nuestra marca.

En resumen, podemos definir como grandes hitos en la historia de BSI la creación de la ISO, la publicación de la BS 5750 y la gran expansión de la empresa en la última década.

2.- ¿Cuáles han sido los peores momentos?

Dos momentos difíciles para BSI fueron las dos guerras mundiales. Ante tales acontecimientos, nuestro chairman, Sir David John, siempre nos aconseja que sigamos adelante. Después de la segunda guerra mundial, BSI ayudó a crear ISO, lo que demuestra que en nuestra compañía trabajamos ante o en cualquier situación y seguimos creciendo.

El momento actual es también duro, porque hay dos elementos que afectan a todos. En primer lugar, la crisis financiera, estamos creciendo a pesar de ello y es una prueba de resistencia a este tipo de impactos.

Por otro lado, la catástrofe ocurrida en Japón, que afectó al negocio. BSI es uno de los líderes del sector en este país y el equipo está pasando por dificultades debido a esta situación. Sin embargo, como ya comentaba, trabajamos mucho para seguir creciendo.

Además, hicimos una campaña interna de recogida de donaciones entre nuestros empleados en todo el mundo y tuvo bastante acogida. Finalmente, BSI, como empresa, incluyó la misma cantidad de dinero que se había recaudado entre los empleados. Todas estas donaciones irían dirigidas a las víctimas de tsunami.

Estos escenarios también te pueden reforzar, hacen que salgas más fortalecido para el futuro, todo el trabajo que estás realizando ahora es una inversión.

3.- En la sociedad actual, la calidad ha dejado de ser un reto para convertirse en un mínimo exigible por los consumidores de productos y servicios. Ante este panorama, ¿qué nuevos retos debería afrontar la industria?

El fenómeno de la globalización es una oportunidad increíble. Las empresas españolas hasta el 2008 estamos muy involucradas en el mercado interno con un crecimiento muy interesante. España siempre ha tenido multinacionales muy potentes, pero el grueso de las empresas españolas, las pymes, tenían unos beneficios fantásticos con este mercado.

En los últimos tres años, desde el comienzo de la crisis, el mercado español se pone difícil y las empresas empiezan a buscar otras alternativas y comienzan a aumentar la exportación, de hecho es una de las pocas cifras buenas que tenemos: el aumento de la exportación de las empresas españolas. En ese sentido, una certificación con una marca internacional de la ISO 9001 es un requisito prácticamente imprescindible para conseguir clientes fuera de España, ya que hay confianza sobre la calidad del producto o servicio que quieras vender.

Aún así, por más que España sea el tercer país en el mundo con más certificados de calidad, esto no representa ni un 1% de las empresas españolas… hay mucho por desarrollar todavía, hay que seguir motivando a las empresas, sobre todo a las que quieren exportar, ya que la ISO 9001 es un requisito para vender tus productos en el extranjero, y la ISO 14001 lo es en muchos casos. Las demás certificaciones son ventajas competitivas, sin ninguna duda.  Y no sólo tiene esta ventaja, si no también, con una gran cantidad de certificaciones, la empresa llega a reducir notablemente los costes, es el caso de la recién nacida ISO 50001 de Eficiencia Energética.

4.-  ¿Hacia dónde se dirige el sector de la calidad y cuáles deberían ser sus objetivos?

Creo que hay una clara segmentación y especialización de las normas por sectores, es uno de los caminos que está siguiendo el mundo de la calidad. Luego existe la demanda por nuevos sistemas de gestión, como es el caso de la eficiencia energética o la continuidad de negocio.

El hecho es que el modelo clásico de Planificar, Desarrollar, Verificar y Actuar, tiene un éxito a nivel mundial impresionante. Desde una pequeña empresa en África hasta una multinacional lo adoptan, es un lenguaje común.

Otro elemento que impulsa el crecimiento es el aumento del comercio mundial: cuantas más normas internacionales tengamos, cuantos más hablemos el mismo lenguaje dentro de la actividad económica de cada país, y el comprador y el vendedor sepan con confianza qué ofrecen y demandan,  se facilitará cada vez más el comercio mundial. Y como, normalmente, el comercio crece más que el PIB mundial, podemos decir que existe un continuo crecimiento en el sector.

5.-  ¿Cómo definirías la meta de BSI?

El objetivo de BSI para el futuro más próximo es, en primer lugar, seguir enfocados en lo que hacemos cada vez más integrados a nivel mundial, no vamos a diversificarnos o introducirnos en otros sectores. Sin embargo, siempre manteniendo la innovación, que para nosotros es fundamental. BSI es históricamente la pionera en sistemas de gestión y es una ventaja competitiva que tenemos, en el día a día.

Por otro lado, también nos gustaría profundizar en la certificación de nuevos productos, como es el caso de los sanitarios, un sector en el que BSI está trabajando e invirtiendo cada vez más, ya que es un área con un gran crecimiento.

Estamos orgullosos del trabajo que hacemos y de poder decir que, según las encuestas de satisfacción que realizamos siempre, todos nuestros clientes nos recomendarían a otras empresas.



Redes sociales