Noticias


Laura Rodríguez, responsable de MSC en España y Portugal

“Si queremos tener un impacto global, tenemos que involucrar a las empresas españolas”

Laura_Rodriguez_MSC
19/07/2011

En sus oficinas recién estrenadas y con un gran optimismo, la responsable de MSC en España y Portugal, Laura Rodriguez, nos recibe en Madrid para contarnos sus primeras impresiones sobre la conciencia de sostenibilidad  que existe en el mercado pesquero español. “Estamos muy contentos porque, a pesar de que llevamos poco tiempo operando en España, la respuesta están siendo muy positiva, y vemos que las empresas que han apostado por la certificación MSC están satisfechas y también vemos que hay mucho interés, con lo que nuestras expectativas se están cumpliendo”, nos explica con entusiasmo.

Vamos a profundizar un poco más en la certificación MSC, en su eco-etiqueta y en su labor para sensibilizar a la industria y a la sociedad de la importancia de hacer que nuestra pesca sea sostenible.

1.- ¿Qué es MSC y cuál es su misión?

MSC son las siglas de Marine Stewardship Council, que podríamos traducir como ‘Consejo de Gestión Pesquera Sostenible’. Somos una ONG que lleva más de una década trabajando por la sostenibilidad de los océanos y lo hacemos por medio de un estándar de pesca sostenible. Este estándar se ha creado con la participación de más de 300 personas, entre científicos, ONGs, y representantes de la industria y los gobiernos; y es una manera tangible de saber si una pesquería es operada de una forma sostenible o no.

Además, de este estándar para pesquerías también tenemos un estándar para cadena de custodia, es decir, toda la cadena de transformación y distribución hasta que el pescado llega al consumidor final.

Nuestro trabajo se enfoca, sobre todo, a que este estándar sea robusto y siempre tenga la información científica más actualizada. Y también, conseguir que el MSC sea reconocible para la industria y los consumidores. Para ello los productos del mar procedentes de pesquerías certificadas pueden llevar la eco-etiqueta MSC.

2.- ¿Cuándo llegasteis a España?

La oficina aquí en Madrid se ha abierto en marzo de este año, pero desde hace un año y medio, desde la oficina central de Londres ya estábamos en contacto con las pesquerías, la industria, las administraciones públicas y las ONGs españolas. Como decía, desde marzo estamos aquí físicamente con un equipo de dos personas, Alma Román, representante comercial de MSC en España y Portugal; y yo.

3.- En el transcurso de vuestro trabajo aquí, ¿habéis observado alguna peculiaridad en España en comparación con vuestra forma de trabajar en el resto del mundo?

Sí, hay muchas diferencias. Por un lado, España es una potencia pesquera de primer nivel y por eso también hemos decido abrir la oficina porque MSC es consciente de que, si queremos tener un impacto global, tenemos que involucrar a las empresas españolas.

Entre los retos que nos encontramos en el mercado español tenemos, por un lado, que el porcentaje de producto fresco que se consume es muy elevado y, aunque el MSC también se puede aplicar al pescado fresco, es más complicado que en el producto que ya está envasado, porque necesitas cadena de custodia para la pescadería o para el restaurante, hasta que llega al comprador de pescado; mientras que si es un producto envasado que se vende en un supermercado es más sencillo.

Otra dificultad añadida es el número de especies que aquí se consumen. Hay una cultura pesquera muy alta, los consumidores están habituados a una variedad enorme, y eso también hace que para tener realmente un impacto grande en el mercado español sea necesario certificar un gran número de especies, mientras que en el Reino Unido y en Alemania, mayormente se consumen dos o tres especies y, además, envasadas, por lo que es más sencillo llegar al consumidor final.

Y en tercer lugar, señalar que la concienciación del consumidor que vemos está menos desarrollada que en otros países. En parte esto se debe a que estamos habituados a una buena calidad en el pescado, y no hay una gran preocupación de dónde viene o si se ha pescado de una manera sostenible, pero creemos que esto está cambiando: el consumidor pregunta más, mira más las etiquetas, pero es un proceso de cambio a largo plazo.

4.- ¿Qué ventajas ven las pesquerías en la adquisición del sello MSC? ¿Aumentan sus ventas?

Según lo que nos transmiten las pesquerías que entran en el programa hay dos motivaciones: una es tener una buena herramienta de diagnóstico y de gestión a largo plazo, es decir, el MSC, por el estándar tan completo y riguroso que es y porque es operado por terceras partes (el MSC no audita las pesquerías, son empresas externas acreditadas que verifican que se cumple el estándar, nosotros nos aseguramos de que todos los indicadores que contempla el estándar estén bien definidos en cada caso, que sea un proceso transparente y participativo y los grupos de interés sean consultados). Además, con este estándar, las pesquerías tienen una motivación fuerte de mejorar dentro de las exigencias del sello (que puedes obtenerlo en diferentes niveles).

Por otro lado, es una herramienta comercial. Nosotros no aseguramos que vayan a obtener un mejor precio, aunque en muchos casos sí que lo han obtenido, sobre todo cuando han sido ‘la primera pesquería de una especie en certificarse’, pues han tenido una diferenciación muy grande que ha permitido incrementar los precios. Pero en el momento en que entren más pesquerías en el programa, esa ventaja normalmente se pierde.

Más que la subida del precio, lo que hace posible el sello MSC, es el aseguramiento de mercados, es decir, gracias a estar certificados, han podido establecer relaciones con clientes nuevos o fortalecer las que ya tenían. Por ejemplo, con el anuncio que ha hecho McDonald's de que el 100% del pescado que venda en sus restaurantes será certificado MSC, las pesquerías que estén certificadas tendrán una buena posición para ser proveedor de esta empresa.

5.- ¿Dónde podemos encontrar productos con la eco-etiqueta MSC en nuestro país?

Ya hay producto certificado en los supermercados Lydl y los supermercados Aldi, cada uno tiene unas seis referencias de producto MSC. Y la marca Scandia, que vende salmón salvaje, distribuye en supermercados como Alcampo, Carrefour… Luego hay algunas empresas conserveras que lo venden a través de internet, como Conservas Pérez Lafuente. A pesar de todas estas marcas, todavía es una gama muy limitada, la mayoría de empresas que se han certificado con nosotros están más orientadas a la exportación, porque no veían aquí demanda. Ahora que ya hemos abierto la oficina y que estamos trabajando en formación al consumidor y a la industria, el número de referencias que se distribuirán va a aumentar.

Por otro lado, Eroski y El Corte Inglés han publicado sus políticas de compra sostenible de productos pesqueros, lógicamente incorpora también producto MSC, y esperamos que se haga realidad pronto, antes de fin de año creemos que podremos ver algún producto MSC en las estanterías. Pero hoy por hoy es muy limitado.

A nivel mundial contamos con más de 10.000 referencias, en más de 75 países.

6.- ¿Cuántas pesquerías y empresas ya se han certificado con vosotros?

No hay ninguna pesquería certificada en España, pero hay 2 en proceso. En cuanto a empresas que se han certificado en Cadena de Custodia, contamos con 26, la mayoría conserveras.

7.- ¿Crees que se está implantando con rapidez esta conciencia de lo sostenible en las empresas españolas? ¿O por el contrario os encontráis con mucho escepticismo?

Hay diferentes visiones. Hay una gran parte de la industria que está muy concienciada, porque ven que la sostenibilidad del recurso es la base del negocio, por lo tanto hay una conciencia muy fuerte de que hay que operar pensando en el largo plazo.

En la pregunta ¿cómo garantizar esto?, ya hay diferentes versiones: los hay que piensan que ya tienen las herramientas para hacerlo y otras empresas prefieren optar por una garantía externa como el MSC que le dé más fiabilidad y adelantarse a las exigencias del mercado y la sociedad. Y luego hay parte de la industria que está esperando a que alguien se lo pida para hacerlo. No lo haría si no tiene la presión de los consumidores o de ONGs.

Pero en ningún caso afirmaríamos que la industria española está menos concienciada que otras. Sin embargo, quizá por el entorno de crisis que estamos viviendo, el consumidor español no lo ve como una de sus prioridades  o preocupaciones, por lo que no está ejerciendo presión sobre la industria. Pero en España hay muchas ONGs trabajando en programas marinos muy sólidos que están haciendo una gran labor para informar más al consumidor.

8.- En vuestro informe anual 2009-2010 habláis de vuestras fuentes de financiación, ¿tenéis ya alguna fuente española?

La posibilidad de abrir la oficina de España ha sido gracias al apoyo de la Fundación Oak, que es una fundación suiza que apoya muchos temas ambientales y sociales, y también gracias a los propios fondos de MSC.

Ésta es nuestra forma de financiarnos, y luego también recibimos una comisión del uso de la eco-etiqueta de MSC (que no llega a cubrir el 50% de los costes), pero no de las certificaciones.

En España estamos en contacto con la Administración, aunque la prioridad sería conseguir apoyo para las pesquerías que se quieran certificar.

No descartamos buscar apoyo en España más adelante, aunque algunos donantes exigen una trayectoria de trabajo más larga en España.

Para saber más sobre los procesos de la certificación MSC, visita su web www.msc.org/es



Redes sociales