Noticias


Ejemplo de integración arquitectónica fotovoltaica en el sector hotelero español

21/06/2010

El hotel de 4 estrellas “Tres Reyes”, ubicado en la capital Navarra, ha apostado por la arquitectura solar sostenible reforzando esta nueva tendencia e instalando inicialmente 1.263 módulos fotovoltaicos SCHOTT “ASI Thru” integrados en la fachada principal del edificio. Esta solución promete no sólo aportar un valor añadido estético sin además, mejorar el aislamiento y el balance térmico, así como proteger el medio ambiente, incluso durante el periodo de las obras de instalación.


La fachada principal de este edificio ubicado en el Parque de la Taconera de Pamplona, entre el casco viejo y el ensanche de la ciudad, destaca por su atractivo aspecto. Tras las obras de rehabilitación concluidas a principios de 2010, el Hotel Tres Reyes dispone de un reclamo del que en la actualidad no pueden hacer gala muchos establecimientos hoteleros: la fachada principal se ha cubierto con una gran superficie con módulos fotovoltaicos especiales.
En el caso de estos módulos semitransparentes, fabricados mediante una tecnología de capa fina, las células solares están integradas en el vidrio laminado. Los módulos han sido instalados siguiendo la línea de fachada, solapados los unos sobre los otros y fijados mediante unos elementos mecánicos ocultos. Gracias a ello, la instalación solar está completamente integrada en la arquitectura del edificio.


Por otra parte, los 1.263 módulos SCHOTT “ASI Thru”, que interconectados en serie en forma de ‘strings’ alimentan 3 inversores de 5 kW de potencia nominal cada uno, alcanzan una potencia pico de 25.260 W, generando de esta forma miles de kWh de electricidad solar respetuosa con el medio ambiente. Además, estos elementos solares instalados en la fachada refuerzan el aislamiento del edificio, rebajan las cargas de calor y frío y facilitan de esta forma la climatización del mismo, con los ahorros de costes que ello comporta.

Grandes resultados estéticos y sostenibles

Esta solución aúna de forma flexible los requerimientos de diseño y la utilidad ecológica. “El conjunto mantiene una estética agradable, moderna, adecuada para un emplazamiento urbano, sin relegar al parque anexo y contrastar en exceso con los aledaños del casco viejo de Pamplona”, explica José Luis Arranz, Director de Producción de la empresa instaladora, Acciona Instalaciones.


Los aspectos ecológicos han sido objeto de atención prioritaria incluso durante los trabajos de montaje, que no debían alterar el normal funcionamiento del hotel, ni tampoco afectar al entorno. Para garantizar la sostenibilidad medioambiental y obtener una solución que perdure en el tiempo, el promotor exigía una calidad de los materiales y de los procedimientos máxima, con la correspondiente gestión de los residuos durante las obras de rehabilitación.
Tras la exitosa ejecución de esta primera fase, le seguirá pronto una segunda fase: la instalación de 674 módulos fotovoltaicos adicionales (potencia pico: 14.168 W), junto con 3 inversores, en la fachada posterior del hotel. A continuación se conectará la instalación completa, con módulos cubriendo una superficie de 1.354 m², a la red. La producción eléctrica anual estimada de la instalación, compuesta por 1.937 módulos fotovoltaicos, se situará entonces en aproximadamente 21.430 kWh. Además. se evitará la emisión de 13,91 toneladas anuales de CO2. Esto equivale al efecto depurativo de aprox. 1.232 árboles por ciclo anual.



Redes sociales