Noticias


Más de 50 centros de la Comunidad Valenciana cuentan con el certificado EMAS

12/02/2010

Un total de 51 centros de 32 organizaciones de la Comunitat Valenciana cuentan ya con el EMAS, un certificado voluntario que acredita que las empresas y organismos han implantado un sistema de gestión ambiental, según indicó el director general para el Cambio Climático, Jorge Lamparero, en la clausura de la jornada sobre el nuevo reglamento EMAS III, organizada por el Centro de Tecnologías Limpias de la Comunitat.


La mayor parte de las organizaciones registradas son pequeñas y medianas empresas, un 67 por ciento del total, y mayoritariamente del sector servicios, aunque también se encuentran registradas grandes compañías estratégicas y administraciones públicas.


Lamparero, quien al finalizar la jornada de ayer hizo entrega de los diplomas acreditativos a las empresas que lograron el certificado EMAS, destacó el "compromiso ambiental" de las industrias valencianas, "cada día más concienciadas con la protección de los recursos, pero sabiendo, además, que este buen comportamiento ambiental tiene importantes beneficios".


El Sistema Comunitario de Gestión y Auditoría Ambientales, conocido por sus siglas en inglés EMAS (Eco-Management and Audit Scheme) es el sistema voluntario de gestión ambiental consolidado como el de más credibilidad en la Unión Europea, que permite a las organizaciones participantes evaluar y mejorar su comportamiento ambiental de manera continua y difundir la información pertinente al público y otras partes interesadas, según dijo.


El pasado 11 de enero de 2010 entró en vigor el nuevo EMAS III o EMAS global, que deroga el anterior. El EMAS Global permitirá la participación de organizaciones o centros fuera de la Comunidad Europea, una necesidad que las empresas europeas con centros productivos o relaciones comerciales con países situados fuera de la UE venían manifestando hace tiempo. Los procedimientos para poder incorporar este tipo de organizaciones serán puestos en marcha por los organismos competentes y entidades de acreditación de los estados miembros antes del 11 de enero de 2011.
Entre las mejoras introducidas destacan la posibilidad de agrupar los registros de una organización con centros localizados en distintos países en un único registro corporativo, así como la simplificación del uso del logo y la compatibilidad de EMAS con otros estándares de gestión medioambiental, no sólo ISO14001 como ocurría hasta ahora.
Se incorporan también documentos de referencia sobre mejores prácticas de gestión medioambiental para sectores específicos, que ayudarán a las organizaciones a centrarse mejor en los aspectos medioambientales más importantes de cada sector, y a las partes interesadas a interpretar el comportamiento ambiental de las organizaciones.


Respecto a las pymes, se establecen medidas específicas para facilitarles el acceso a la información, asistencia técnica, así como reducir el coste que les supone la necesaria verificación y validación por parte de un verificador acreditado.
Con la publicación del nuevo Reglamento, EMAS se mantiene como la herramienta de gestión ambiental más exigente, se hace más accesible gracias a nuevas herramientas y procedimientos simplificados y más atractivos para las empresas, al internacionalizarse fuera también de la Comunidad Europea.



Redes sociales