Noticias


Conclusiones de las investigaciones del Imidra

Acciones para mejorar la calidad y producción de los Vinos de Madrid

logo
28/04/2011

El viceconsejero de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio de la Comunidad de Madrid, Manuel Beltrán, ha presentado las conclusiones de cinco proyectos de investigación sobre viticultura y enología realizados desde 2009, por el Instituto Madrileño para la Investigación y Desarrollo Rural, Agrario y Alimentario -Imidra-.

“Con estos estudios, ha declarado Manuel Beltrán, contribuimos a transferir conocimientos y tecnología al sector y por tanto tenemos una comunión total con la D.O. Vinos de Madrid, con sus bodegueros, con enólogos… con todas las personas que contribuyen a hacer que el vino de Madrid, hoy día, tenga una gran aceptación internacional, como ya sabíamos”.

Estas conclusiones aportan un impulso a la mejoría de la calidad, la producción y la diversidad de los vinos de Madrid. Los resultados obtenidos de los trabajos que comenzaron en 2009, confirman el éxito del proyecto y posibilitan que los agricultores y bodegueros se beneficien de este trabajo al poder aplicarlo en sus bodegas.

Estos proyectos de investigación se han completado con estudios para conservar los suelos destinados al cultivo de uva sin perder la calidad de la cosecha y con la realización de un mapa de suelos de la Comunidad para localizar los mejores terrenos para el cultivo de la uva.

La Denominación de Origen Vinos de Madrid se creó en 1990 y ya se han sumado a este sello 46 bodegas de la región. Cada año se comercializan casi cuatro millones de litros de vino producido en la Comunidad en las 7.500 hectáreas de viñedo con las que cuenta la D O y en la que se elaboran tintos, rosados y blancos.

En cuanto a los tipos de uva, se ha comprobado la buena adaptación que tienen en la región la variedad blanca de Sauvignon Blanc y la tinta Nebbiolo. También satisfactorios han sido los resultados de Mostaco Bianco, Chenin Blanc y Riesling (blancas) y Pietro Picudo y Barbera (tintas).

En estas últimas, aunque son más tardías que la variedad de origen (Tempranillo) y algo menos productivas, se observan mejores características de color y estabilidad en los primeros meses y mayor equilibrio alcohol-acidez. También se incluyen trabajos realizados para recuperar la variedad Moscatel de Grano Menudo, una uva madrileña con mucha tradición y autorizada en la D O Vinos de Madrid pero que está en riesgo de extinción.

Para ello se ha realizado una selección de clones en distintas parcelas de la Comunidad para conseguir las mejores cepas, tanto en producción como en calidad. Además, también se ha trabajado en caracterizar las levaduras autóctonas utilizadas para la fermentación de los caldos de la región con el fin de patentar sus cultivos y ponerlos a disposición de las bodegas.



Redes sociales