Noticias


Colaboración de calidad

Acuerdo para potenciar la “Q de calidad” en el sector turístico riojano

11/07/2012

El consejero de Educación, Cultura y Turismo del Gobierno de La Rioja, Gonzalo Capellán, y el director general del Instituto para la Calidad Turística Española (ICTE), Fernando Fraile, han firmado,en presencia de la directora general de Turismo, Mónica Figuerola, un convenio de colaboración para promover la implantación de la norma "Q de Calidad Turística" en el sector turístico industrial de La Rioja.

Gonzalo Capellán ha destacado que el acuerdo de colaboración pretende "poner en valor la excelencia de las instalaciones industriales riojanas con vocación turística, así como fomentar la cultura de la calidad entre el sector turístico industrial de la región".

Fraile, por su parte, ha resaltado que es el primer convenio a nivel nacional de este tipo, al tiempo que ha reconocido que el futuro del sector turístico pasa por "la sostenibilidad ambiental, la accesibilidad, las nuevas tecnologías, la formación y la imaginación".

Además, el consejero de Educación, Cultura y Turismo ha señalado que el convenio permitirá "profundizar en la formación que recibe el sector para la implantación de la 'Q de Calidad' y podrán beneficiarse hasta 20 empresas riojanas de cualquier sector, con la finalidad de poner en valor la calidad de sus negocios".
"La finalidad del acuerdo es proporcionar al sector industrial una perspectiva nueva, difundiendo su potencial turístico, y La Rioja es pionera en este campo, ya que es la primera comunidad en implantar la 'Q de Calidad' en bodegas", ha resaltado Gonzalo Capellán.

La norma supone no tan solo una excelente herramienta de gestión, para las empresas y organizaciones responsables de la gestión de los servicios de turismo industrial, sino que también impulsa la innovación y el desarrollo de pequeñas empresas que se verán situadas en el mismo lugar que grandes corporaciones e industrias, con grandes volúmenes de negocio.

Este documento normativo tiene como objetivo regular la actividad turística de visitas a industria viva y patrimonio industrial, así como las características de las instalaciones propias de estos espacios, incluyendo su gestión interna, los servicios prestados y sus objetivos de calidad, con el fin de mostrar sus procesos y su saber hacer, generando experiencias basadas en la actividad industrial, científica y técnica del presente y del pasado.

El alcance de esta regulación ha buscado abarcar un escenario más amplio al englobar no solo la actividad de carácter básico, visita -guiada o autoguiada- por el lugar industrial, que tiene como finalidad última transmitir fielmente la cultura industrial del territorio y de sus organizaciones, sino también la oferta de servicios complementarios que aportan valor a la experiencia global del visitante.



Redes sociales