Noticias


Con la publicación de “Tecnología para compartir”

AENOR lanza su mensaje sobre la actitud tecnológica en España

25-años-de-AENOR
24/06/2011

Con motivo de su 25 aniversario, la Asociación Española de Normalización y Certificación, AENOR, ha publicado el libro “Tecnología para compartir” donde analiza 10 casos de éxito de aplicación de las tecnologías en empresas españolas y presenta una visión de futuro de su posible evolución que harán a las empresas más sostenibles y facilitarán la vida a los ciudadanos.

Durante el acto de presentación, celebrado esta semana en el Ministerio de Industria, Turismo y Comercio, el coordinador del libro, Rafael Martín Moyano, destacó que el principal objetivo de esta iniciativa es “lanzar un mensaje a la sociedad, a las empresas y a la Administración, sobre la actitud tecnológica de España”, ya que “la actitud sobre cómo te abasteces de tecnología es un elemento diferencial” en los mercados. Según Martín Moyano, “España tiene pendientes muchos deberes en materia tecnológica”. Para concluir con su intervención, en primer lugar llamó la atención a las empresas, asegurando que “la financiación pública, barata y abundante no puede ser determinante del éxito”; y concluyó con otra llamada de atención al Ministerio de Industria, representado en la sala por Teresa Santero, Secretaria General de Industrica, diciendo que “ahora, no hay otro factor de desarrollo que no sea la tecnología… las Administraciones tienen que hacer un cambio de actitud”.

Con esta publicación conmemorativa de sus 25 años, AENOR pretende reconocer la contribución de la tecnología a la mejora de la competitividad de nuestro tejido productivo, al tiempo que subraya cómo la normalización es la mejor herramienta para el impulso tecnológico. Los 10 casos de éxito han sido escritos por primeros expertos de empresas españolas, representativas de numerosos sectores y tamaños, que van desde el vino, hasta la obra civil, pasando por transporte, electrodomésticos, energía eólica, telecomunicaciones, aeronáutica, industria de la ciencia y nanotecnología.

Los casos más exitosos

Entre las principales conclusiones del libro, el metro del futuro sería más eficiente y sostenible, con unos trenes más ligeros que tendrían un menor impacto ambiental y con un consumo de energía por coche/km 2,5 veces menor frente a los trenes actuales, según las diferentes previsiones y estudios de Metro de Madrid. Además, la nueva tecnología basada en MetroDuo, patente de Metro de Madrid, arrojaría una mayor inversión de 1.600 millones de euros en una línea de 50,4 kilómetros respecto a otra convencional, que puede recuperarse en un plazo de 2,5 años. A partir de ahí, proporcionaría un retorno anual a la sociedad de unos 680 millones de euros. Desde el punto de vista de sostenibilidad, supone dejar de emitir 13.000 toneladas de CO2, equivalente a lo que absorben 332.000 árboles. MetroDuo permitiría construir dos líneas superpuestas de vía doble, una convencional y otra exprés (con mínimas paradas).

En telecomunicaciones, en el año 2020 habrá una cobertura universal de banda ancha rápida a 30 Mbps en Europa, con al menos la mitad de los hogares europeos conectados a 100 Mbps gracias a los avances tecnológicos.

De cara a la evolución futura de los electrodomésticos, se prevé que la telemedicina se convertirá en un componente esencial de los modelos sanitarios, permitiendo poner en comunicación a los pacientes con los servicios de salud directamente desde sus domicilios. Así, se augura que el reto pasa por desarrollar un único equipo —electrodoméstico de salud o torre de salud— capaz de sensorizar en el hogar los signos vitales básicos a partir de los cuales puede llevarse a cabo el seguimiento de un buen número de dolencias crónicas, en aspectos como el peso, la temperatura, el ritmo cardíaco o la tensión arterial, evitando esperas innecesarias.

En el campo de las energías renovables se espera que el despegue de la eólica offshore o marina se producirá a partir de 2013.

Dentro de la industria de la ciencia se prevé un mercado potencial en Europa de unos 30.000 millones de euros para las Grandes Instalaciones Científicas (GIC) durante la década.

Los creadores

Los autores son Francisco J. Cáceres, de Novomerco que escribe sobre JEMA; Fernando Gómez, responsable de la Oficina de Calidad e ITIL de Metro de Madrid; Cayetano Lluch, Vicedecano del Colegio Oficial de Ingenieros de Telecomunicación (COIT) sobre Telefónica; Antonio López, Dinamizador del Observatorio Estratégico del Clúster de Electrodomésticos de Euskadi (ACEDE), sobre Fagor; Luis Carlos Moro, Presidente del Grupo Matarromera; Antonio Pérez, Ex Director de Ingeniería y Calidad de EADS-CASA; José Polimón, Presidente de SPANCOLD y AUSIGETI y José Mª Osorio, vocal colaborador de SPANCOLD; Antonio Porro, Director de Tecnología de la Unidad de Construcción de Tecnalia; José I. Ulízar, Director de Ingeniería y Tecnología de ITP y Mauro Villanueva, Director de Desarrollo Tecnológico en la Corporación Tecnológica Gamesa. La obra ha sido coordinada por Rafael Martín Moyano.

El libro comienza con una introducción del Presidente de AENOR, Manuel López Cachero y del Director General de AENOR, Ramón Naz en la que hacen balance de los 25 años en los que la Asociación ha venido apoyando la mejora de la calidad y competitividad de las organizaciones españolas, a través de las normas y certificados que acreditan su uso. AENOR ha publicado cerca de 29.000 normas y ha emitido casi 62.000 certificados. Además, Gonzalo Sotorrío, Director de Normalización de AENOR analiza en un capítulo la contribución de las normas a la tecnología



Redes sociales