Noticias


ainia firma una declaración que define el futuro de la trazabilidad alimentaria en Europa

17/01/2011

El control de la cadena alimentaria desde la materia prima hasta el consumidor y viceversa, conocido por trazabilidad, es un reto importante para la Unión Europea de cara a garantizar alimentos más seguros y de mayor calidad en una industria cada vez más global y en un mercado que demanda productos más individualizados y seguros.

Ante esto, Europa ve necesario y urgente implantar un sistema tecnológico común que integre el control de toda la cadena alimentaria para garantizar que los alimentos lleguen a los consumidores en perfecto estado y con la máxima información posible. ainia centro tecnológico ha participado, junto con más de 300 asistentes, en la conferencia “Tracking the Future” celebrada recientemente en Milán, en la que se presentó los resultados del primer sistema integrado de trazabilidad europeo “Traceback” y en la que se abordaron diversas repuestas a estas nuevas necesidades.

Fruto de dicha conferencia, se ha firmado una declaración consensuada, en la que ha participado el centro tecnológico valenciano, que recoge acciones estratégicas que definen el futuro de la trazabilidad alimentaria europea, elemento básico para aumentar la seguridad alimentaria.

La presente declaración establece la necesidad de adaptar la trazabilidad a los retos que plantean los nuevos escenarios de los mercados. La tendencia de un mercado cada vez más global se dirige a lograr alimentos más frescos, individualizados y listos para comer. En este escenario, la globalización puede poner en peligro la frescura, el sabor o la textura de determinados productos, por eso, es necesario un control que permita dar respuesta a la demanda de alimentos seguros.

Por otra parte, las exigencias legislativas en materia de seguridad o la manipulación del alimento son otros dos retos a los que se enfrenta la industria alimentaria. Fruto de estas tendencias, se exige una respuesta rápida de la industria, ajustar los tiempos de suministro de toda la cadena alimentaria, a la vez que ampliar los procesos de manipulación, el embalaje y el transporte de los alimentos, así como evitar interrupciones y deficiencias en la cadena.

El manifiesto marca el futuro de la trazabilidad alimentaria que deberá documentar la calidad del producto en todas sus fases y certificar la seguridad del mismo. Pare ello, se ha acordado tres líneas básicas de actuación:

1. La necesaria integración tecnológica de los dispositivos que controlan toda la cadena alimentaria. Para ello, será necesario aplicar una única plataforma electrónica y automática, capaz de conectar todas las innovaciones tecnológicas como las aplicaciones web, software, tecnologías online o sistemas móviles... que controlan los diferentes procesos.  

2. Asegurar la máxima seguridad, información y calidad de los alimentos a lo largo de toda la cadena alimentaria a través de la incorporación de nuevas tecnologías para la detección y alerta en puntos críticos de la cadena como: la nanotecnología para sensorización en tiempo real o los sistemas de alerta de alto rendimiento que posibiliten información más transparente y fiable para el consumidor de todos los procesos (desde el punto de origen hasta llegar al consumo).

3. Aumentar la protección de los alimentos a través de un aumento de la eficiencia en la gestión de riesgos y actuación ante alertas. Actualmente, los alimentos quedan expuestos durante mucho tiempo a diferentes procesos a lo largo de toda la cadena alimentaria. Las nuevas tecnologías son más necesarias que nunca para evitar riesgos de manipulación y de agentes patógenos. El documento recoge propuestas como: la mejora de la calidad e integridad de los envases, optimizar las unidades de transporte o la vigilancia de los peligros químicos y biológicos de los almacenes.

Según Miguel Blasco, subdirector de ainia centro tecnológico, esta hoja de ruta, marcará el futuro de la trazabilidad y la seguridad alimentaria de los próximos años en Europa: “por primera vez, supone el establecimiento de una descripción del escenario en el que se desenvuelve la cadena alimentaria y de tres ejes fundamentales sobre los que deberían estructurarse todas las actuaciones encaminadas a garantizar y optimizar la calidad y la seguridad alimentaria”.

En este sentido, cabe recordar que el proyecto europeo TRACEBACK, en el que participa ainia, ha desarrollado el primer sistema integrado de trazabilidad capaz de recoger y mostrar a tiempo real y de forma rigurosa y fiable indicadores de la calidad, estado de conservación o posibles defectos de los alimentos mediante nuevas tecnologías como sensores, y dispositivos electrónicos de última generación. Los resultados del proyecto se presentaron en el marco de esta reunión en Milán.

Sobre ainia

ainia centro tecnológico tiene como misión aportar valor a la empresa, liderando la innovación y el desarrollo tecnológico de manera responsable y comprometida. Forma parte de Redit (Red de Institutos Tecnológicos de la Comunidad Valenciana), FEDIT (Federación de Centros Tecnológicos de España) y de EFI (European Food Institute), además de otros organismos e instituciones.



Redes sociales