Noticias


Estudio de Ecofys

Beneficios económicos de la Directiva Europea de Ecodiseño

Beneficios económicos de la Directiva Europea de Ecodiseño
26/09/2012

Según las conclusiones del estudio "Beneficios económicos de la Directiva Europea de Ecodiseño", realizado por Ecofys por encargo de Coolproducts, campaña europea coordinada en España por ECODES (Ecología y Desarrollo), la Unión Europea sigue desaprovechando grandes oportunidades económicas y ambientales por la mala aplicación de la Directiva de Ecodiseño.

La Directiva de Ecodiseño es una de las herramientas más eficaces con la que cuenta la Unión Europea (UE) para ofrecer ahorros de energía rentables. Estos ahorros aumentarían la seguridad de suministro de la UE, crearían empleos y contribuirían a que la UE alcanzara los objetivos a medio y largo plazo en cuanto a energía y cambio climático.

Una correcta aplicación de la Directiva  europea de Ecodiseño, produciría un ahorro anual de hasta 600 TWh de electricidad y 600 TWh de energía para la producción de calor (medidas como energía final) para el 2020, equivalente al 17% y al 10% de la electricidad total de UE y el consumo de calor, respectivamente. Esto se traduciría en 400 Megatoneladas de CO2 anuales para el año 2020, comparable al impacto de todas las emisiones de gases efecto invernadero (GEI) esperadas para ese mismo período por el Sistema de Comercio de Emisiones de la UE.

Además de los beneficios ambientales, este estudio ha detectado los siguientes beneficios económicos que surgen como resultado de la buena aplicación de la Directiva:

  • Un ahorro neto de 90 mil millones de euros al año (1% del PIB actual de la UE) para el año 2020, para los consumidores y empresas europeos. Esto significa un ahorro neto de 280 € por hogar y año.
  • La reinversión de estos ahorros en otros sectores de la economía daría como resultado la creación de 1 millón de puestos de trabajo.
  • La dependencia de importaciones de energía se reduciría en un 23% y 37% para el gas natural y carbón, respectivamente. Esto significa que la UE podría reducir drásticamente las importaciones de gas natural desde Rusia en más de la mitad y las importaciones de carbón (también de Rusia) podrían detenerse por completo.

Estos beneficios corren el riesgo de no ser explotados a menos que los responsables políticos en Bruselas y en los estados miembros de la UE presten más atención a la correcta aplicación de la Directiva de Ecodiseño.

Puede acceder al informe en nuestra sección DOCUMENTOS.

 

ECODES



Redes sociales