Noticias


Castilla y León busca la excelencia en la seguridad alimentaria

26/01/2011

La Junta de Castilla y León ha puesto en marcha un nuevo programa de control oficial en industrias y establecimientos alimentarios de la Comunidad para el periodo 2011-2015. Este plan, creado tras consultar a 45 colectivos del ámbito, sucede al que ha estado vigente entre 2006 y 2010 y según el Consejero de Sanidad, Francisco Javier Álvarez Guisasola, busca "mantener y mejorar el nivel de excelencia ya existente".


Guisasola destacó la necesidad "de adaptarlo a las nuevas exigencias de la Unión Europea" y, además, explicó que los objetivos fundamentales del mismo son cuatro, el primero, "la autorización y vigilancia de los establecimientos alimentarios". Una actividad que afectará a 8.200 empresas y cerca de 45.000 establecimientos. Una labor que hace que «cada año se cursen unas 150.000 visitas. La acreditación de estos locales es el segundo objetivo.


En tercer lugar, el consejero señaló "la importancia de los mataderos". En la Comunidad se sacrifican 50 millones de reses al año en unos 140 mataderos, lo que hace que el control sea "muy estricto en toda la cadena" aseguró Guisasola.


El cuarto propósito es "el control analítico de los alimentos". Una labor que busca que desde el "punto de vista bacteriológico como de contaminantes orgánicos e inorgánicos" no presenten ningún riesgo para la salud. En este sentido, Guisasola calculó que se hacen «unos 13.000 controles al año» que sirven para la formación e información a la población.Una labor que desempeñan los 636 inspectores y los 123 profesionales.


El Consejero hizo estas declaraciones en la inauguración de la jornada sobre el propio programa.


Balance 2006-2010
El programa de control al que sustituye el anunciado ayer se saldó con 189 alertas sanitarias gestionadas por la Consejería de Sanidad, 233 brotes de intoxicación y con sólo un 1,8 por ciento de establecimientos infractores. También destaca que menos del 1 por ciento de los análisis realizados mostraron tasas positivas de sustancias con riesgo para la salud.



Redes sociales