Noticias


chr(34)No sólo las empresas pueden certificarse, también los profesionales que quieren diferenciarse y dar más valor a su carrera profesionalchr(34)

18/11/2010

Estos días ha visitado España el Consejero Delegado de la firma de consultoría en gestión de servicios y gobierno TI, Quint Wellington Redwood, Hans Van Herwaarden, quien ha contestado a RRHH Digital sobre algunas cuestiones relevantes que la consultora está llevando a cabo en materia de Certificación a nivel mundial, tanto para organizaciones como para profesionales individuales. “Quint” se encuentra en la actualidad inmersa en un proyecto de reorganización de su área de Formación, centrado en el impulso a las certificaciones de los sistemas de gestión de Tecnologías de la Información (IT), tanto para empresas como profesionales, en los 49 países dónde opera actualmente, incluido España.

-¿Por qué “Quint” apuesta por la certificación de los profesionales de Tecnología? ¿Qué novedades está aportando la firma de consultoría a este respecto en las organizaciones en España?

Son muchas las empresas que están adoptando las certificaciones en la actualidad, sobre todo las referentes a la calidad de los servicios, para diferenciarse de su competencia y aportar un valor añadido a los clientes. Se trata de un “plus” que comenzó en los países del norte de Europa y que, paulatinamente, van incorporando organizaciones y empresas en los países del sur de Europa, entre ellos España.  Además, no sólo las empresas pueden certificarse, también los profesionales individualmente pueden hacerlo y es una tendencia que está avanzando actualmente sobre todo en aquellos que quieren diferenciarse y dar más valor a su carrera profesional.

-¿A qué tipo de certificaciones se puede acceder?

Tanto si eres profesional como organización, las certificaciones son muchas, ITIL, CObit, ISO 20000, depende del perfil profesional y de la gestión y cometido del negocio. Es más fácil acceder desde una organización más madura en experiencia en  la gestión de servicios o en outsourcing que desde otra que no lo es. España, por ejemplo es un país donde crece el interés por este tipo de certificaciones y que puede equipararse actualmente a la posición de Estados Unidos, si bien ambos se encuentran por debajo de países como Inglaterra u Holanda donde la conciencia de la certificación de servicios es más amplia. Hay que añadir que existen certificaciones muy demandadas hoy en día, como ISO/IEC 20000, que comenzó en Asia para llegar posteriormente a Europa y dar el salto a América.

-¿Qué ventajas proporciona?

Muchas, pero ante todo, credibilidad y confianza a la hora de ofrecer servicios de IT. Una organización con una metodología, con procesos bien documentados y una solidez en el nivel de servicios, es más fiable. Además, de esta forma, las empresas y los profesionales se ven forzados a mejorar, a superarse, consiguiendo un grado de estabilidad alto pues todo está planificado y se sabe cómo actuar de forma eficaz.

En cuanto a las personas, individualmente hablando, es un valor añadido en su formación y tiene la ventaja de ser más fácilmente transferible entre organizaciones  con certificaciones de calidad en la gestión de sus servicios.

-¿Y qué valor aporta “Quint” al mercado en materia de formación y certificación?

Una experiencia de 18 años única y una independencia contrastada. Quint es la única consultoría en el panorama internacional que cuenta con estas dos ventajas. Evidentemente el mercado está demandando cada vez más este tipo de servicios y pocas son las firmas que se atreven a dar esta combinación. Además, la presencia en 49 países hace que cualquier factor de innovación pueda ser aplicable inmediatamente desde cualquiera de nuestras fuentes.

-¿Qué sectores o empresas son los más susceptibles de implementar la certificación desde su punto de vista?

La Industria de los servicios profesionales TI y la administración pública en donde es fundamental ser transparente, estable y tener conciencia de continuidad en el servicio. Después, los sectores de Telecomunicaciones y Banca y Finanzas, donde también se viene observando un importante aumento en la demanda. En cuanto a los profesionales, depende de su cometido dentro de la organización y en la certificación que más se adapte a su perfil dentro del negocio. Pero la tendencia que crece es la que hace referencia a la integración de varias certificaciones para encajar perfectamente las piezas del puzle, del negocio. Observamos que existen diferentes tipos de certificación, por eso los profesionales dudan cuál escoger; nosotros estamos actualmente explicando cómo pueden integrarse todas, cómo se implementan todas para conseguir un mayor éxito, si bien esto solamente puede realizarse en organizaciones de gran tamaño o administración pública.

-Finalmente, ¿es España un buen campo de potenciación para la certificación?

España es el segundo país en el ranking de crecimiento por volumen en certificaciones en Europa. Esto quiere decir, su importante potencial. No lo es tanto en la rapidez de la implementación pues hay países que las aplican con mayor agilidad como Italia, pero en cantidad, está en los primeros puestos. Quizás sea ello debido en parte a la cultura, aquí la gente necesita tiempo para concienciarse y actuar, pero una vez que lo asume, se inhibe y se embarca en importantes proyectos. Desde Quint, ello lo aplaudimos pues es sinónimo de avance en la formación de personas y en la certificación de organizaciones, con su consiguiente mejora.



Redes sociales