Noticias


En el Año Internacional de los Bosques

Coca-Cola España apuesta por el sello FSC, con el apoyo de WWF, para las etiquetas de su producto estrella

Coca-Cola-con-etiqueta-FSC
26/05/2011

Los envases de vidrio retornable de Coca-Cola que se comercialicen en España lucirán a partir de ahora el sello FSC en sus etiquetas de papel. Esta certificación es la máxima garantía de que las materias primas provienen de bosques gestionados de forma sostenible. Coca-cola, que empezó usando este etiquetado en su marca de agua Aquabona, ha dado el salto hasta uno de sus productos estrella, Coca-Cola. La compañía forma parte de la Red Ibérica de Comercio Forestal de WWF y desarrolla un programa de compra responsable de papel y madera desde 2008.

Las botellas de vidrio retornable de 200 y 350 ml. de Coca-Cola que se comercializan en España cuentan a partir de ahora con un valor añadido para los consumidores, la etiqueta certificada FSC. Un sello, fácilmente reconocible, que garantiza que la pasta de papel empleada en las etiquetas proviene de bosques bien gestionados. Coca-Cola da así un paso más en su compromiso con los envases.

Esto significa que empleará alrededor de 500 toneladas de papel FSC para etiquetar sus bebidas de Aquabona y Coca-Cola durante 2011, lo que supone gestionar de forma responsable una superficie aproximada de 180 hectáreas de plantaciones forestales.

Cabe destacar que Coca-Cola forma parte de la Red Ibérica de Comercio Forestal de WWF desde 2008. Una iniciativa que implica a una quincena de empresas que dan prioridad en sus compras a aquellos productos de madera y papel con las máximas garantías de un origen legal y sostenible.

Como resultado de este compromiso, que ha ido implantándose de forma progresiva, Coca-cola apuesta firmemente por la certificación FSC para todo el material promocional y de oficina desde hace dos años. De igual forma, los muebles y la madera usada para la construcción de su nueva sede en Madrid durante 2010 viene avalada por el sello. De hecho, este ha sido uno de los puntos necesarios para concederle la certificación LEED categoría oro, como construcción ambientalmente sostenible.

Bajo el mismo marco, Coca-cola cuenta en el mercado desde enero de 2011 con el primer producto con certificación FSC en su etiqueta, las botellas de Aquabona, siendo España en el primer país del sistema Coca-Cola en lanzar productos con etiquetas FSC. Por otro lado, entre sus planes de futuro más inmediatos, Coca-Cola busca que todas las etiquetas y material de embalaje de sus productos cuenten con este sello.

WWF recuerda que los productos forestales son naturales y renovables y, si se han extraído de manera racional, son los materiales más ecológicos disponibles. La organización insiste en que, si se apuesta por un desarrollo económico respetuoso con el medio ambiente y socialmente responsable, hay que dar prioridad a la madera y al papel respaldados por el certificado FSC que demuestra que las prácticas de explotación forestal han sido responsables.

El sello FSC es la máxima garantía que existe actualmente en el mercado de que el papel utilizado en las etiquetas proviene de masas forestales en cuya gestión se han respetado tanto criterios ambientales, como sociales y económicos.

Según Félix Romero, Presidente de FSC España: "La alianza entre sector público, privado y sociedad civil es fundamental para promover un nuevo modelo económico en el que los recursos forestales cuenten. FSC es ese punto de encuentro, necesario para que los distintos grupos de interés en torno a los bosques transmitan al consumidor un mensaje contundente a favor del consumo responsable de los productos forestales. Felicitamos a Coca-Cola por comenzar a diferenciar sus envases con papel FSC, haciendo que su delegación en España sea pionera a nivel mundial".

Por su parte, Juan José Litrán, Director de Relaciones Corporativas de Coca-Cola España, subraya: "Como parte del compromiso Coca-Cola con el medio ambiente, la compañía trabaja conjuntamente con sus proveedores, influyendo en la cadena de valor, para concienciarlos sobre el consumo responsable de los recursos naturales. Una de nuestras principales áreas de actuación está en la reducción del impacto del cambio climático y creemos que la apuesta por la certificación FSC, formando parte de la Red Ibérica de Comercio Forestal de WWF, es una forma más de conseguirlo".

Por último, Juan Carlos del Olmo, Secretario General de WWF España, asegura: "El efecto que tienen estas políticas de compra responsable sobre el estado de los bosques es directo. Las grandes empresas que se comprometen con el consumo de productos FSC están contribuyendo con sus potentes sinergias a cambiar el modelo de gestión forestal en todo el mundo". Y concluye: "Por esa razón, animamos a otras compañías a que establezcan como prioridad la incorporación de estas medidas".



Redes sociales