Noticias


El 68% de las compañías implantadas en nuestro país considera excesivamente elevado el precio de compra del coche eléctrico

19/10/2010

Segúnun estudio del Observatorio del Vehículo de Empresa (CVO), realizado por la compañía de renting Arval, el 68% de las compañías implantadas en nuestro país considera excesivamente elevado el precio de compra del coche eléctrico; aunque no sería éste el únio impedimento reconocido. El estudio también destaca que las empresas todavía encuentran serios obstáculos de índole económica y técnica a la hora de incorporar este tipo de vehículos a sus flotas antes de que se convierta en una alternativa realista a tener en cuenta.


Otro inconveniente es la escasez de infraestructuras. Así, para el 59% de las compañías la falta de puntos de recarga supone la principal barrera para decidirse; mientras que el 51% considera un obstáculo para su implantación la falta de modelos adecuados para su actividad, así como una insuficiente red de talleres capaces de mantener y reparar esta tecnología.

 

El 21% de las compañías españolas incorporará coches eléctricos a sus flotas

Según el mencionado estudio del CVO, casi una cuarta parte de las empresas españolas, el 21%, prevé incorporar vehículos eléctricos a sus flotas antes de 2013, lo que representa un crecimiento de ocho puntos porcentuales en intención de uso con respecto al año pasado. Este estudio también pone de manifiesto que para que la introducción de este tipo de vehículos en el parque automovilístico sea un éxito será clave la participación de las Administraciones Públicas y de los entes públicos, así como de las grandes corporaciones. Estas organizaciones se beneficiarán, además, de una reducción de los costes energéticos asociados al transporte, así como de una reducción de las emisiones de gases contaminantes.

En este sentido, el estudio apunta que la predisposición a utilizar vehículos eléctricos está más presente entre las grandes compañías nacionales que entre las pequeñas y medianas empresas. De esta forma, el 23% de las grandes empresas, frente al 21% de las pymes españolas, asegura que incorporará a sus flotas vehículos eléctricos en los próximos tres años.



Redes sociales