Noticias


III Congreso de PRL Innovación

El bienestar de los trabajadores, un elemento estratégico para la rentabilidad económica de la empresa

03/05/2016

Durante su intervención en el III Congreso de PRL Innovación celebrado hace unos días en Madrid, Fernando Toledano, Director Departamento Consultoría y Audit de PSYA, empresa especializada en la gestión y prevención de los riesgos psicosociales y la mejora de la Calidad de Vida en el Trabajo, afirmó que “las empresas deben ser conscientes de que trabajar para conseguir e incrementar el bienestar de los trabajadores, va a tener una repercusión directa en sus resultados económicos”.

Toledano también aseguró que, “es necesario poner en práctica principios basados en conseguir una cultura organizativa, donde la salud sea un punto  importante, para que la empresa esté preparada para enfrentar los retos de la sociedad y de la economía del siglo XXI”.

También participó en el evento Johannes Siegrist, catedrático y director del Departamento de Medicina Social de la Universidad de Düseldorf en los últimos 20 años, uno de los mayores expertos a nivel mundial sobre las causas del estrés laboral y creador del modelo "balance esfuerzo-recompensa”.

Siegrist señaló durante su intervención la importancia del trabajo para la salud y el bienestar. “No sólo es una fuente de ingresos, sino de estatus y el camino para lograr una identidad social. El trabajo, el empleo, tienen efectos positivos en el bienestar de las personas y el desempleo puede producir enfermedades”, afirmó.

En su opinión, “en España se han duplicado los empleados que sienten que su trabajo es precario, que tienen miedo a perder su puesto de trabajo, lo que supone un desafío para las compañías y los gobiernos, que deberían implantar normas y pautas de salud ocupacional, acuerdos voluntarios no vinculantes que fomenten el trabajo saludable. La salud debería ser un elemento prioritario en las agendas empresariales”.

“Además las empresas no deberían ver todo esto como un gasto, sino que debemos demostrarles que la reducción del absentismo y el presentismo supone un retorno de la inversión. Hay que trabajar en el mantenimiento de la salud en el trabajo”.

Con respecto al estrés, Johannes Siegrist señaló que “definimos el estrés como algo que se produce cuando una persona se ve expuesta a una demanda que supera sus capacidades para brindar una respuesta favorable. Es necesario resolverlo porque una experiencia estresante se relaciona con la pérdida de control, que a nivel emocional puede producir emociones negativas”.

En su opinión, “el trabajo estresante produce un daño al organismo. Determinados estudios epidemiológicos demuestran que hay enfermedades claramente vinculadas al estrés laboral, como los trastornos cardiacos y coronarios y elevados índices de presión arterial. Por ello, debemos brindar formación a los empleados para que dispongan de medidas que les ayuden a reducir los niveles de exigencia y aumentar la recompensa en el lugar de trabajo”.



Redes sociales