Noticias


El control de costes impulsa el compromiso de las organizaciones con la eficiencia energética

El control de costes impulsa el compromiso de las organizaciones con la eficiencia energética
21/09/2015

Según concluye una encuesta internacional, realizada por la entidad de certificación DNV GL Business Assurance y el instituto de investigación GFK Euriskoa a más de 1.500 profesionales de empresas de diferentes sectores en Europa, América y Asia, la mayoría de empresas ven los beneficios que las medidas de eficiencia energética tienen sobre los costes pero carecen de una estrategia clara, objetivos concretos y un enfoque sistemático para la eficiencia energética en toda la organización. Impulsado por el control de costes, las compañías se han comprometido con la eficiencia energética pero la mayoría solo lo hacen de forma superficial, no aprovechando todo su potencial.

La eficiencia energética es un tema clave: no solo a nivel personal (77%) y social (81%), sino que también desde una perspectiva de negocio (69%). El 57% de las compañías encuestadas tienen una estrategia de eficiencia energética y el 55% establecen objetivos medibles, con porcentajes alrededor de 10 puntos más altos para las empresas pertenecientes a los sectores de energía intensiva. Sin embargo, la eficiencia energética es una ambición general, con objetivos fijados a nivel de empresa (37%). Muy pocos objetivos concretos sobre las actividades, incluso en las empresas intensivas en energía. El 67% de las compañías han invertido en iniciativas de eficiencia energética en los últimos tres años.

Los costes empujan la sostenibilidad: el 46% declararon que invirtieron en medidas de eficiencia energética para obtener herramientas más eficientes, o para reducir el consumo de energía y los costes. Las empresas están realizando medidas concretas para optimizar su gestión de la energía, pero sin una visión a largo plazo. Solo el 26% tiene un plan de gestión de la energía. Las iniciativas más sofisticadas como la formación del personal (21%), tener directores de energía (20%) o realizar auditorías o evaluaciones (20%), tienen un papel secundario.

Carecen de una estrategia clara y un enfoque sistemático: menos de la mitad de las compañías que han realizado actividades de eficiencia son capaces de cuantificar el ahorro energético obtenido.

El conocimiento de la gestión no es un problema; fue mencionado solo por el 18% de las empresas. Las restricciones económicas son el principal obstáculo que impide a las empresas a hacer más progresos: otras prioridades (36%), implantación costosa (33%), falta de rendimientos (25%) y enfoque en resultados a corto plazo (24%) encabezan la lista.Un enfoque sistemático ayudaría a las empresas a tomar las decisiones correctas y obtener un retorno adecuado de sus inversiones. Sin embargo, los beneficios ya se perciben como mayores a los costes (59%), especialmente en términos de ahorro (54%).

De cara al futuro, se espera que las empresas incrementen su compromiso con la eficiencia energética adoptando un enfoque más maduro. Las actividades relacionadas con los costes y la reducción del consumo seguirán siendo las acciones más comunes, pero habrá también un incremento significativo de acciones más estratégicas como la formación del personal (+13% en comparación con la actualidad), identificación de ahorros de energía potenciales (+8%) y preparación de planes de gestión de la energía (+7%).

Luca Crisciotti, CEO de DNV GL - Business Assurance ha señalado que “La mayoría de las empresas, lamentablemente, no están teniendo un enfoque global. Vemos que la eficiencia energética no se aplica a todos los niveles organizacionales. Las organizaciones se están centrando principalmente en la reducción de costes y consumo - lo cual es bueno, por supuesto - pero carecen de un enfoque integral que les permita aprovechar todo el potencial de la gestión energética. Establecer un sistema de gestión energética les ayudaría a definir una estrategia y convertirla en hechos. Enfrentarse solo a los problemas de eficiencia energética a nivel operacional no es suficiente.”



Redes sociales