Noticias


El Instituto Técnico de Miranda de Ebro, en Burgos, inicia un nuevo curso con un importante certificado de calidad

27/10/2010

El salón de actos del Instituto Técnico de Miranda (ITM) acogió ayer la ceremonia de inauguración oficial del curso lectivo 2010/2011. Un curso marcado por la reciente obtención de la 'Q de Planta', un galardón concedido por el Club Excelencia en Gestión que reconoce que la calidad educativa del centro tras valorar aspectos como el liderazgo,  la gestión social de los recursos económicos o la vigilancia tecnológica.


Según explicaba ayer Jorge Fábrega, director de Educatia (entidad evaluadora de EFQM para el Club Excelencia en Gestión), el ITM «alcanza sobradamente el nivel» de los 400 puntos en la tabla de valoración, una nota que le permite estar a la vanguardia de la educación en el ámbito regional. De hecho, Fábrega subraya que «pocas organizaciones» han conseguido alcanzar esta puntuación y tan sólo una docena de centros educativos la han superado en Castilla y León.


También hacía hincapié en la importancia del galardón el viceconsejero de Empleo de la Junta de Castilla y León, Ignacio Ariznavarreta, que una vez más acudió al acto inaugural del curso. «Es una certificación de excelencia que reconoce la trayectoria» de un centro formativo que «reúne muchas y muy buenas características», apunta. En este sentido, Ariznavarreta destaca «su vinculación con el mundo empresarial», que a la postre es una de las herramientas más eficaces a la hora de ofrecer una formación de garantías.


A partir de ahora, toca seguir trabajando en la consecución de otras metas, encaminadas a mantener y aumentar la excelencia en los diferentes ámbitos educativos. En este sentido, desde el ITM ya se están estudiando los resultados de la valoración efectuada por Educatia con el objetivo de mejorar aquellas áreas donde menores notas se han conseguido.
Mientras tanto, el centro continuará con su actividad habitual. Y no es poca. No en vano, año tras año se incrementa el número de alumnos y este curso ha comenzado -a la espera de cerrar el plazo de inscripción- con aproximadamente 355 estudiantes. Esta cifra supone un incremento del 7,6 por ciento respecto a los datos registrados durante el pasado curso y un 18 por ciento si se tienen en cuenta los datos del curso 2008/2009.


A juicio del presidente de la Fundación ITM, Ginés Clemente, el paulatino incremento de estudiantes es una de las pruebas más palpables del trabajo que desde hace años están realizando «con ilusión, compromiso, talento y ganas» los integrantes de la comunidad educativa. Gracias a este «esfuerzo» compartido, Clemente subraya que Miranda cuenta con un aliciente más a la hora de atraer inversiones empresariales. «Si las empresas quieren venir es porque en Miranda tienen buenos profesionales», subraya.


Nuevas inversiones
De hecho, a juicio del presidente de la Fundación -y de la FAE local, la ciudad del Ebro es un referente en esta materia. No en vano, se ha planteado la construcción del «mejor polígono industrial que tiene Castilla y León» porque Miranda «tiene los argumentos y las herramientas necesarias para atraer empresas». Entre estos recursos, Clemente destaca cuatro: la disponibilidad de suelo, la presencia de infraestructuras de primer nivel, el acceso a soluciones tecnológicas particulares a través del Centro Tecnológico Mirandés (CTM) y un mercado laboral altamente cualificado para los procesos industriales. Un mercado surtido a base de los alumnos del ITM y del resto de centros de formación del entorno.



Redes sociales