Noticias


Del ibérico, propuesta por el MARM

El nuevo presidente de IBERAICE intentará modificar la Norma de Calidad

Carlos-Diaz-(Presidente-IBE
14/07/2011

El empresario Carlos Díaz Nafría ha sido elegido Presidente de IBERAICE, la organización que agrupa a más de 300 industrias fabricantes de elaborados de cerdo ibérico, que representan cerca del 90% de la producción total de estos productos. Carlos Díaz toma el relevo de Julio Revilla, que ha ostentado la máxima representación de IBERAICE en la defensa de los intereses de la industria del ibérico durante los últimos cuatro años.

Dentro de los retos de las industrias agrupadas en IBERAICE y que han sido destacados por el nuevo Presidente tras su nombramiento, encontramos la intención de buscar una posición de consenso entre todas las sensibilidades sectoriales para abordar de forma unitaria una posible modificación de la Norma de Calidad.

“La modificación posible de la Norma de Calidad del Ibérico (propuesta por el MARM) debería en primer lugar garantizar su cumplimiento, estableciendo un estricto control por parte de las entidades inspectoras y certificadoras (controladas a su vez por las Comunidades Autónomas, que son las competentes, y acreditadas por la Entidad Nacional de Acreditación –ENAC-), siendo éste uno de los puntos más criticados por la industria desde que se puso en marcha”, han declarado fuentes de la organización, que acabaron manifestando su descontento por  la “deficiente actuación de las Administraciones competentes para garantizar la correcta aplicación de la Norma y el adecuado control de las entidades de inspección y certificación”.

“Por otro lado, continúan diciendo dichas fuentes, en esa Norma habría de recoger las aspiraciones consensuadas de los diferentes operadores y enfoques sectoriales, desde los defensores del “ibérico puro”, es decir, la pureza genética al 100% en los cerdos (que hoy por hoy representa una parte muy minoritaria de la producción), hasta la categoría de “ibérico” sin apellido (que representa reproductora ibérica y macho que puede ser de otra genética), y en el caso de la alimentación, desde la bellota hasta el cebo. Las actuales cuatro categorías de alimentación y las dos de genética sólo contribuyen a que el consumidor se desoriente en su elección, y por ello, habría que ir a una simplificación”, concluyen.

Otros de los objetivos destacados por Carlos Díaz Nafría fueron:

  • Seguir potenciando la asociación como referente del sector industrial del cerdo ibérico y la coordinación con las organizaciones en las que está integrada, AICE y CONFECARNE, para la mejor defensa de sus intereses.
  • Impulsar y mejorar del funcionamiento de la Asociación Interprofesional del Cerdo Ibérico (ASICI), como foro de toda la cadena de valor del cerdo ibérico.
  • Desarrollo del Plan Estratégico del sector elaborado por la Universidad de Córdoba a instancias de ASICI, incluyendo la puesta a disposición del sector de datos estadísticos completos y a tiempo, para permitir a los operadores la adecuada toma de decisiones.
  • Contribuir de forma decisiva a la clarificación y la diferenciación del mercado de productos ibéricos, abordando tanto la defensa del sector tradicional como el adecuado posicionamiento de las producciones intensivas.
  • Seguir trabajando para instar el reconocimiento, por parte de la Unión Europea, de una figura de calidad y protección de ámbito europeo, como es la I.G.P. (Indicación Geográfica Protegida) para el “Cerdo Ibérico de la Dehesa”, que otorgue la protección adecuada a las producciones del sector ibérico tradicional, en las dehesas del suroeste de España y Portugal.


Redes sociales