Noticias


El perito judicial, figura clave en la prevención de riesgos laborales

18/08/2010

Cada vez con más frecuencia los problemas relacionados con la prevención de riesgos laborales acaban en los tribunales de justicia, ya sean del orden penal, del social o del contencioso-administrativo, en los que se dan situaciones donde se ponen en juego no sólo cantidades dinerarias en forma de sanciones administrativas o indemnizaciones, sino también penas privativas de libertad.

La multitud de procesos judiciales que se dan en la actualidad, relacionados con la seguridad y salud en el trabajo, hacen del especialista en prevención un profesional con un amplio campo de acción para desarrollar su actividad como perito judicial y extrajudicial en esta materia, destaca la patronal CEOE-Tenerife.

Los accidentes de trabajo son, en la mayoría de estos casos, objeto de actuaciones judiciales, constituyendo hechos relativamente complejos en los que se dan multitud de factores en su materialización.

El accidente no debe ser tratado como un suceso aislado e independiente, pues en su análisis se detectan las deficiencias del sistema de prevención. Llegar a las causas conlleva ciertas dificultades y si no se realiza un adecuado análisis, se pueden adoptar medidas preventivas equivocadas.

La labor de los peritos, dada esta complejidad, contribuye a que los jueces puedan interpretar ciertos hechos o pruebas que requerirían conocimientos especializados para dicha interpretación y de los cuáles dispone el perito. Su misión no es juzgar ni establecer quién es o no culpable. El perito, en su dictamen, solamente debe responder, de manera razonada, estructurada y comprensible a aquellas cuestiones que se planteen, de manera que ayuden al juez a dictar un veredicto

En este sentido, la Ley de Prevención de Riesgos Laborales y el Reglamento de los Servicios de Prevención, al crear y regular la figura del técnico en prevención de riesgos laborales, dota a su vez de contenido la actividad del Perito Judicial en prevención de riesgos laborales, puesto que va a ser el profesional capacitado y con la formación adecuada para auxiliar a la Administración de Justicia en todos aquellos procesos en los que sea necesario dictaminar sobre circunstancias o hechos relacionados con la seguridad y salud en el trabajo.

No existe una titulación oficial que autorice a ejercer como perito, sino que es la disposición de un título académico sobre la materia que se pretende peritar, además de la experiencia y la práctica comprobadas, lo que legitima para ejercer como perito judicial.

Hay que tener en cuenta que el informe pericial va a tener gran peso en el juicio, ya que la total confianza de los magistrados está puesta en los conocimientos e informes aportados por los peritos que intervienen en los casos judiciales.

Los interesados en beneficiarse gratuitamente de los servicios del Centro de Asistencia Técnica en Prevención de Riesgos Laborales de CEOE Tenerife pueden concertar cita en el teléfono 922 28 59 58 o visitando la web www.ceoe-tenerife.com.



Redes sociales