Noticias


Afirma que la recesión obliga a abordar el cambio climático

El Príncipe Felipe inaugura el II Foro Global de Sostenibilidad

principe
06/05/2013

El Príncipe Felipe afirmado que las fases de inestabilidad económica y recesión obligan a afrontar "con determinación" problemas asociados al patrón de crecimiento, como el cambio climático o la sobreutilización de los recursos naturales que requieren un nuevo enfoque por parte de los agentes públicos y privados de todo el mundo.

"Sólo así podremos asegurar que el desarrollo económico sea sostenible y equilibrado", ha dicho Don Felipe durante su intervención en el 'II Foro Global de Sostenibilidad', donde ha asegurado que abordar estas cuestiones de forma integrada permitirá encontrar soluciones que aporten beneficios al conjunto de la sociedad --a los ciudadanos y a las empresas--.

Así, desde la perspectiva económica, el Príncipe ha apostado por promover un modelo de crecimiento que aproveche eficientemente los recursos humanos y naturales. "Está en nuestras manos encontrar patrones productivos que contribuyan a favorecer la mayor creación de empleo a partir del mejor aprovechamiento del capital humano", ha subrayado.

A su parecer, con la incorporación de nuevas tecnologías, de la inversión en conocimiento y la búsqueda de nuevos nichos con potencial de expansión, se podrá fomentar más trabajo, mayor productividad y que ambos sean más sostenibles. Asimismo, el fomento de formas de transporte sostenible y de entornos urbanos respetuosos con el medio ambiente hará ganar calidad de vida y ayudará a mantener y cuidar los recursos naturales.

Según Don Felipe, en la actualidad es "fundamental" abordar todo lo relativo a la sostenibilidad del modelo económico, del medio ambiente y del patrón energético del país.  "Sabemos bien que la sostenibilidad es una cuestión clave que demanda esfuerzos en inversión e innovación que produzcan riqueza y generen empleo, puestos de trabajo", ha señalado.

Asimismo, ha considerado que la sostenibilidad significa también acceso equitativo de todos los hombres y mujeres a los beneficios del crecimiento económico, e implica, igualmente, comprender "algo muy básico" que se repite a menudo y que es casi un tópico, pero que no por ello pierde fuerza o vigencia. "Que el Planeta no nos pertenece, somos sus  moradores durante un tiempo; que más bien pertenece a las futuras generaciones de la Humanidad; y que para ellas debemos ser sus custodios, responsables y respetuosos", ha señalado.

A su parecer, la difícil coyuntura económica, aún llena de incertidumbres a nivel mundial, requiere "claramente" abordar estos problemas desde una perspectiva más de medio y largo plazo para asegurar el aumento del bienestar de todas las personas y de un modo duradero.

Por otro lado, Don Felipe ha resaltado la importancia de intercambiar experiencias entre los distintos países, instituciones y expertos. Además, ha asegurado que las empresas son también actores fundamentales para la configuración de un modelo sostenible, dado que, aprovechando las mejores tecnologías, son proveedores esenciales de bienes y servicios a través del uso de recursos humanos y naturales.

De hecho, ha resaltado la importancia de buscar y favorecer la interlocución --y a ser posible la colaboración--  entre los más destacados responsables de gobierno, instituciones multilaterales, agencias especializadas y las empresas más relevantes a nivel mundial en el ámbito de la sostenibilidad, las políticas medioambientales y el desarrollo energético. "Hace mucha falta compartir criterios basados en informaciones e investigaciones rigurosas y contrastadas", ha dicho.

El Príncipe ha recordado que las empresas españolas se han convertido en las últimas décadas en líderes a nivel mundial en muchos ámbitos relacionados con la sostenibilidad, como las energías renovables, la gestión de residuos, el tratamiento de aguas, los biocarburantes o las infraestructuras sostenibles. "Me alegra saber que nuestras compañías contribuyen a generar bienestar económico a ciudadanos de todo el mundo", ha señalado.

A su parecer, que está en manos de la Humanidad que el desarrollo sea sostenible y asegurar que se satisfagan las necesidades del presente sin comprometerse la capacidad de las futuras generaciones para satisfacer las propias. A su parecer, el avance en el concepto del desarrollo implica límites, pero se podrá progresar a  un mundo más sostenible y mejor si se coopera y se comparten los conocimientos.

"Estoy seguro de que éste es el objetivo último del II Foro Global de Sostenibilidad que tengo el honor de declarar inaugurado", ha señalado Don Felipe, quien ha reconocido que cada vez es más difícil lograr el equilibrio entre desarrollo económicos y sostenibilidad, por lo "sofisticado y costoso" que resulta, por la dimensión de las variables económicas, por la multiplicación de actores y por la dificultad política de lograr una mínima gobernanza mundial operativa y ágil en grandes asuntos.



Redes sociales