Noticias


MEDIO AMBIENTE Y EFICIENCIA ENERGÉTICA

El proyecto REEMAIN contribuirá a reducir las emisiones de CO2 de la industria

El proyecto REEMAIN contribuirá a reducir las emisiones de CO2 de la industria
28/02/2014

IK4-IKERLAN participa en el proyecto europeo REEMAIN, que desarrollará un conjunto de herramientas de gestión energética que permitirán al sector industrial reducir las emisiones de CO2 y el consumo eléctrico. La principal herramienta que se desarrollará en esta iniciativa es un software que analizará todos los detalles relacionados con la gestión energética en una fábrica y, tras procesarlos a través de un programa de simulación predictiva, propondrá mejoras para mejorar la eficiencia energética de la instalación.

Este proyecto, dotado con un presupuesto de 9,8 millones de euros, tiene como objetivo contribuir a mejorar la eficiencia energética de la industria europea y reducir las emisiones de CO2 producidas por la actividad de ésta. Para alcanzar este objetivo, además de desarrollar el citado programa, impulsará la gestión sostenible de los residuos generados durante los procesos de fabricación y el aprovechamiento de las energías renovables desarrollando innovaciones tecnológicas que permitan crear dispositivos más eficientes. Estas herramientas se pondrán a prueba en tres empresas: textiles Bossa, galletas Gullón y fundición SMC.

Las herramientas de simulación contarán con una serie de campos en los que se deberá introducir información clave como el consumo (y, en su caso, producción) de energía en la planta que se quiera analizar como los procesos de producción que se llevan a cabo en la fábrica, el consumo energético total, las tarifas con las que cuenta, el tipo de maquinaria y su disposición, si cuenta con alguna instalación de producción o almacenamiento de energía (como placas fotovoltaicas y baterías), etc. El programa los analizará, realizará una simulación basándose en ellos y ofrecerá una serie de soluciones para llevar a cabo una producción más eficiente. Propondrá medidas para optimizar el rendimiento de las máquinas como el uso de energías renovables allí donde puedan resultar útiles, el almacenamiento de energía en baterías para usarla cuando convenga, o incluso el aprovechamiento de la energía que se desperdicia.

Iñigo Gandiaga, responsable del proyecto REEMAIN en IK4-IKERLAN, ofrece un ejemplo de este último caso: "si en el proceso de producción de una fábrica de galletas hay una fase en la que se desprende calor residual, el software propondrá la utilización de un sistema que recupere ese calor y lo utilice en otro proceso, por ejemplo para mantener el chocolate en estado líquido, lo cual permitiría ahorrar el gasto superfluo”.

Gandiaga ha señalado que "hay un gran margen para reducir el consumo de energía y las emisiones de CO2 asociadas a él en la producción industrial, y en esta iniciativa buscamos contribuir a diseñar la factoría del futuro". El investigador ha añadido que "para IK4-IKERLAN, el proyecto REEMAIN supone una excelente oportunidad para obtener datos reales de los procesos de fabricación de diferentes sectores industriales y estudiar las posibilidades de una producción energéticamente mas eficiente".

Además del software, en el marco de REEMAIN se llevarán a cabo otros dos trabajos relacionados con la eficiencia energética que consistirán en mejorar la eficiencia y el control de los concentradores solares (un tipo de colector solar) y en desarrollar un sistema de almacenamiento de energía eléctrica basado en baterías de ion-litio, una labor a la que se dedicará IK4-IKERLAN.  La tarea principal del sistema de baterías consistirá en el empleo inteligente de las energías renovables con el fin de mejorar la eficiencia energética de los procesos de fabricación. Es decir, servirán para almacenar la energía producida por los dispositivos de renovables para que se pueda emplear cuando sea necesario.

"IK4-IKERLAN aportará desarrollos de vanguardia en el campo del almacenamiento eléctrico que supondrán un salto cualitativo en el campo de la gestión energética industrial", asegura Fran Blanco, director de las unidades de Energía y Microsistemas de IK4-IKERLAN. Los resultados tecnológicos obtenidos se someterán a una primera validación en una planta de demostración del instituto de investigación Fraunhofer IWU, tras lo cual se pondrá a prueba en plantas reales dedicadas a tres ámbitos diferentes. Se busca así que el programa ofrezca la mayor versatilidad posible.

Este proyecto está alineado con los objetivos del programa Horizon 2020 en el ámbito de la energía, que pretende impulsar la reducción en un 20% las emisiones de CO2, un incremento del 20% en el consumo de energías renovables y un aumento del 20 % la eficacia en el uso de la energía.



Redes sociales