Noticias


Ha nacido la norma ISO 26000

03/11/2010

Este lunes la International Standard Organization (ISO) presentó públicamente en Ginebra la `Guía ISO 26000 sobre responsabilidad social´, una guía que pretende guiar tanto a compañías como al sector público en responsabilidad social que fue aprobada a mediados del pasado mes de septiembre.

El lanzamiento contó con la presencia del secretario general de ISO, Rob Steele, quien ha invitado a miembros del grupo de expertos que han desarrollado el nuevo estándar, así como representantes de los usuarios potenciales del estándar: representantes gubernamentales y de la industria que han mostrado su interés y su apoyo hacia esta iniciativa. Con ella se pretende dar una orientación armonizada a nivel mundial sobre la responsabilidad social, de forma que el documento incluya conceptos y ámbitos sobre este nuevo campo de conocimiento.

Así, según ISO, proporcionará orientación sobre los principios básicos de responsabilidad social y sobre la manera de integrar el comportamiento socialmente responsable en las estrategias, sistemas de prácticas y procesos de las empresas. Además, quiere ser útil para todo tipo de organizaciones interesadas en la RSC.

La orientación de la guía está basada en las buenas prácticas ya existentes tanto en el sector público como privado, y desde la organización de estandarización se considera como coherente y complementaria a las declaraciones y convenciones de las Naciones Unidas y sus organismos.

En el proceso han participado 91 países y 42 organizaciones con estatuto de enlace por parte de ISO, bajo la dirección de los miembros de ISO en Brasil y Suecia. Estas personas han incluido a representantes de la industria, gobiernos, trabajadores, consumidores, organizaciones no gubernamentales e investigadores y académicos, con un equilibrio tanto geográfico como de género.

La nueva Guía fue aprobada con el 93% de los votos a favor, entre los que figuraron países como China, España, Dinamarca, Francia e Italia, entre otros, y hubo 5 votos negativos, que representan el 6%, y entre los que estaban Estados Unidos y Cuba. Además, se han producido 11 abstenciones, entre ellas las de Alemania y Austria.

Los principales puntos de discusión que tuvieron lugar durante su elaboración se centraron en el concepto de discriminación, donde constataron diferencias culturales entre Occidente y Oriente, así como los asuntos referentes a la orientación sexual en el marco de los recursos humanos.



Redes sociales