Noticias


CERTIFICACIÓN

KFC España consigue la Q de Calidad Turística

KFC España consigue la Q de Calidad Turística
07/07/2016

KFC España acaba de conseguir la certificación Q de Calidad Turística, otorgada por el Instituto para la Calidad Turística Española –ICTE-, y promovida por el Ministerio de Industria, Energía y Turismo.

La Q es actualmente la certificación de calidad de mayor prestigio en el turismo español, y para su obtención es necesario superar una exhaustiva auditoría realizada por empresas auditoras independientes. En este caso ha sido la compañía Bureau Veritas la que ha constatado que KFC cumple todos los requisitos que impone la serie de normas UNE167000, relativos a Restauración: desde la gestión, la profesionalización del personal y el mantenimiento de las instalaciones y equipos, hasta el aprovisionamiento y almacenaje, los procesos del restaurante y la seguridad alimentaria.

Su objetivo es asegurar que los estándares de la restauración en España son cada día más altos y exigentes. A fecha de hoy, solo cuatro grandes cadenas de restauración pueden presumir de tener la Q en España, que garantizan que en todos sus restaurantes poseen los mismos estándares.

Para KFC, la consecución de la Q de Calidad es un paso más en su estrategia empresarial enfocada a satisfacer a sus clientes, y fruto de un continuo enfoque por parte de los restaurantes y de la marca de garantizar siempre los procesos, el servicio diario y la mejora permanente, que permitan a sus consumidores disfrutar de una experiencia irresistible en cualquiera de sus locales en el territorio español.

KFC inicio su nueva andadura en 2010 con el reto de llegar a convertirse en una de las marcas de restauración más queridas por los españoles, y apostando sobre todo por un fuerte enfoque en la calidad.

Una calidad que en KFC se pone de manifiesto en todas las áreas del negocio, desde la selección de proveedores de primera categoría, el suministro de sus piezas de pollo desde granjas nacionales, la trazabilidad de sus ingredientes, hasta el sabor irresistible de sus productos de pollo -recién empanados a mano en las cocinas de los restaurantes, y no en una fábrica-, incluyendo unos precios asequibles que hacen de KFC una marca al alcance de todos.



Redes sociales