Noticias


Se han acuñado 5 cambios

La Comisión Europea analiza varias opciones para modificar los regímenes de calidad de los productos agrarios

20100508221646-bandera-ue
13/04/2011

Los regímenes de indicaciones geográficas instaurados en la UE desde 1992 han probado ser una herramienta de éxito, que proporciona información al consumidor y un valor añadido al productor. El número de inscripciones no ha dejado de aumentar en los últimos años, llegando a unas 3.000 en los 4 registros existentes.

No obstante se han observado algunos problemas. Uno de ellos es lo largo y costoso que es proceso de tramitación que hay que realizar para la inscripción de las indicaciones. Suele tardar un mínimo de unos 22 meses y tener un coste de unos 40.000 € (según las estimaciones de algunos Estados miembro).

El contar actualmente con 4 registros, uno de vinos y otro de vinos aromatizados (con 1.800 inscripciones en conjunto), otro de bebidas espirituosas (300 inscripciones) y uno Denominaciones de Origen e Indicaciones Geográficas Protegidas (con 900 entradas) se ha visto como otro problema, debido a que genera confusión e impide que el consumidor reconozca claradamente los logotipos de la UE.

Por otra parte, para los pequeños productores de la UE, el actual procedimiento de certificación y el estricto pliego de condiciones requerido para garantizar la credibilidad del régimen, podría impedir su participación.

Según ha publicado la web Agrodigital.com, ante este panorama, la Comisión Europea ha elaborado un documento de trabajo donde plantea una serie de opciones y sobre las que evalúa su impacto. Las opciones son:

- Racionalizar y refundir el instrumento de indicaciones geográficas (opción A).

– Agrupar los cuatro sistemas actuales del vino, los vinos aromatizados, las bebidas espirituosas y los productos agrícolas y alimenticios en un solo marco legislativo, manteniendo las características específicas de cada sector (opción B).

– Crear un registro único de indicaciones geográficas protegidas a escala de la UE, en el que se introducirán los datos de los cuatro sistemas distintos actuales (opción C).

– Fusionar las dos definiciones («indicación geográfica» y «denominación de origen») en una sola (opción D).

– Autorizar la creación de sistemas nacionales de indicaciones geográficas (con derechos de propiedad intelectual correspondientes a las denominaciones nacionales o sin protección de las denominaciones) (opción E).



Redes sociales