Noticias


Según ISO 14001

La empresa Rockwool Peninsular certifica su compromiso medioambiental

130219_rockwool
19/02/2013

Rockwool Peninsular, fabricante de productos de lanas minerales, aislamiento y protección entre otros, ha obtenido la certificación ISO 14001 sobre Gestión Ambiental tras superar la auditoría guiada realizada por AENOR (Asociación Española de Normalización y Certificación).

La auditoría ha contado con una revisión detallada de todos los procedimientos escritos de la empresa, controles operacionales, objetivos medioambientales e iniciativas de mejora, así como entrevistas en profundidad a los empleados. El reconocimiento pone de manifiesto la importancia y el compromiso que la compañía tiene con el medio ambiente y el impacto de su actividad en el entorno .

Santiago Osés, director de la planta, ha señalado que "el éxito en la obtención del certificado ha sido posible gracias a dos factores principales: el compromiso de todos los empleados como un factor clave en el actual escenario mundial y a la convicción del equipo directivo de la importancia de la obtención de estos desafíos para posicionarnos dentro de la línea de la sostenibilidad industrial".

Esta certificación supone un importante paso para la empresa para la obtención del reconocimiento EMAS (Eco-Management and Audit Scheme). Rockwool ya cuenta con otros reconocimientos en su camino hacia el compromiso medioambiental de la compañía. En el 2008 ya obtuvo la Autorización Ambiental Integrada (AAI), recientemente revisada y actualizada. De la misma manera, también lanzo el programa Engloba, con el objetivo principal de trabajar con un sistema productivo aún más respetuoso con el medioambiente, proporcionando también un producto mucho más respetuoso con el mismo.

A nivel de producto, Rockwool ha conseguido una ecoetiqueta EPD tipo III para el producto Confortpan 208 Roxul. Esta ecoetiqueta se basa en una Declaración Ambiental de Productos de Construcción que premia a aquellos que son más respetuosos con el medio ambiente en toda su vida útil.



Redes sociales