Noticias


Presentación en Sevilla

La infraestructura europea de investigación medioambiental LifeWatch, con sede central en España

Life1
14/06/2011

Las ministras de Ciencia e Innovación, Cristina Garmendia, y de Medio Ambiente, Rural y Marino, Rosa Aguilar, presentaron ayer en la Casa de la Ciencia del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) en Sevilla el proyecto LifeWatch, una gran infraestructura europea de investigación medioambiental que ha conseguido atraer España y cuya sede central se ubicará en la capital hispalense.

“Nuestro futuro desarrollo social y económico se sustenta en la biodiversidad”, ha asegurado Cristina Garmendia, durante su intervención en el acto. Asimismo, Rosa Aguilar ha destacabo durante la presentación que “esta plataforma tecnológica y está llamada a convertirse en un instrumento primordial para los gestores ambientales en la toma de decisiones y el desarrollo de políticas vinculadas a la preservación de los diferentes ecosistemas, contribuyendo con ello a la lucha contra el cambio climático”.

LifeWatch es una infraestructura distribuida que facilitará el uso de los bancos de datos medioambientales y sobre biodiversidad existentes en Europa, al tiempo que impulsará la creación de otros nuevos, y permitirá su conectividad, interoperabilidad y uso por científicos, gestores de medio ambiente, empresas y ciudadanos.

El proyecto cuenta con un presupuesto de 220 millones de euros, que será financiado por diversos países de la UE, y su sede principal residirá en Sevilla, en instalaciones de la Universidad Pablo de Olavide.

En el acto de presentación oficial de LifeWatch también han participado el presidente de la Junta de Andalucía, José Antonio Griñán, el ex presidente del Gobierno y presidente del Consejo de Participación del Espacio Natural de Doñana, Felipe González, el presidente del CSIC, Rafael Rodrigo, el director de la Estación Biológica de Doñana, Fernando Hiraldo, y el rector de la Universidad Pablo de Olavide, Juan Jiménez.

Participación e inversión españolas

La participación ordinaria española en LifeWatch supondrá una inversión de 16,8 millones de euros en 5 años. No obstante, por albergar la sede administrativa y otras instalaciones, se calcula que las instituciones españolas involucradas en el proyecto realizarían inversiones adicionales por un valor aproximado de 125 millones de euros. Por tanto y en conjunto, la inversión española relacionada con el proyecto se estima en más de 142 millones de euros.

Estas inversiones estarán repartidas entre el Ministerio de Ciencia e Innovación, el Ministerio de Medio Ambiente, Rural y Marino, el CSIC, la Junta de Andalucía y la Universidad Pablo de Olavide.

Excelencia científica en biodiversidad

La adjudicación de la sede principal de LifeWatch a España ha sido posible gracias a la excelente calidad científica en el área de la biodiversidad que atesora el país –casi la mitad de los endemismos vegetales europeos son españoles-; en concreto, ha sido determinante la experiencia previa en esta materia de la Reserva Biológica de Doñana, perteneciente al CSIC.

Los trabajos de investigación vinculados a LifeWatch permitirán, por ejemplo, evaluar en un laboratorio virtual, mediante simuladores, el impacto sobre determinadas áreas geográficas del cambio global, del desarrollo urbanístico o de la instalación en su entorno de un núcleo industrial. Para ello se procesará la información existente sobre la flora y la fauna de un territorio y de sus condiciones ambientales asociadas, y se aprovecharán las TIC para analizar diferentes escenarios temporales e implementar las medidas medioambientales más eficaces para preservar su biodiversidad.

El proyecto se apoyará en redes ya existentes basadas en las TIC, además de contar con nuevas instalaciones informáticas para el almacenamiento y la integración de los datos. Esto permitirá desarrollar nuevas herramientas de análisis para estudios medioambientales.

LifeWatch no será sólo una herramienta de gran valor científico, servirá también para apoyar la toma de decisiones de los gestores ambientales y para desarrollar políticas vinculadas a la conservación de la biodiversidad. Además, será una excelente plataforma para el desarrollo y proyección internacional de las empresas TIC españolas.

Fases del proyecto y países involucrados

La fase preparatoria de LifeWatch, de tres años de duración, fue financiada por el 7º Programa Marco y finalizó el 31 de enero de 2011. Durante esta fase se definió la composición de la infraestructura, sus estatutos y su sistema de gobierno. En la actualidad, está en marcha la fase de construcción y los trabajos para dotarla de entidad jurídica bajo la fórmula de Consorcio de Infraestructura de Investigación Europea (ERIC). La infraestructura estará en funcionamiento en 2016.

Hasta la fecha ocho países europeos han manifestado su interés en participar en la construcción de LifeWatch: Suecia, Grecia, Finlandia, Hungría, Rumanía, Holanda e Italia, además de España. España, Italia y Holanda albergarán las instalaciones comunes de la infraestructura.

De este modo España, además de ser la sede principal, administrativa y legal, contará con las instalaciones centrales relacionadas con las TIC.

La futura sede de LifeWatch se ubicará en las instalaciones de la Universidad Pablo de Olavide. De forma provisional, se ubicará en  la sede del Foro de la Biodiversidad, también en Sevilla. Holanda, por su parte, acogerá un centro de investigación e innovación de tecnologías de la información, e Italia alojará un centro de servicios.

LifeWatch está incluida en la hoja de ruta de infraestructuras de investigación del Foro Estratégico Europeo para las Infraestructuras de Investigación (ESFRI, en sus siglas en inglés). La sede sevillana, que se prevé que esté terminada en cinco años, será la primera sede principal de una instalación ESFRI que se construye en España.

Para más información: http://www.lifewatch.eu/



Redes sociales