Noticias


NORMALIZACIÓN

La norma anti-soborno ISO 37001 llega a la fase de votación

La norma anti-soborno ISO 37001 llega a la fase de votación
21/01/2016

A pesar de la existencia de numerosas leyes nacionales y acuerdos internacionales destinados a luchar contra el soborno, este sigue siendo un problema que erosiona y destruye la economía. Por ello, la organización ISO está elaborando de una nueva norma cuyo espíritu es ayudar a combatir esta lacra.

El soborno contribuye a la generación de pobreza, socava los derechos humanos, aumenta los costes y reduce la calidad de productos y servicios. Así que, como no podría ser de otra forma, el soborno es una prioridad en la agenda política de muchos países y, si bien muchos gobiernos han hecho mucho para combatirlo, las organizaciones también deben ser proactivas en esta lucha.

ISO está desarrollando un estándar para ayudar a las organizaciones hacer precisamente eso. Y ahora se ha llegado a la etapa crucial de investigación pública y de votaciones, en la que los miembros de ISO involucrados en el desarrollo del proyecto actual deber votar el borrador antes de seguir avanzando hacia su publicación, que está prevista para finales de 2016.

La norma ISO 37001, Sistemas de gestión anti-soborno, está diseñada para ayudar a las organizaciones a luchar contra el soborno mediante el establecimiento de una cultura de integridad, transparencia y cumplimiento. Si bien la norma no puede garantizar que ningún soborno tenga lugar en el presente o en el futuro, sí que puede ayudar a las organizaciones a implementar medidas efectivas para prevenirlo y hacerle frente.

Neil Stansbury, Presidente del comité del proyecto ISO para el desarrollo de la norma, bajo la dirección de BSI, miembro de ISO para el Reino Unido, ha asegurado que los beneficios de la aplicación de la norma son muchos: "ISO 37001 ayudará a proporcionar garantías a la administración, inversores, socios, personal y otros grupos de interés, de que la organización está tomando medidas razonables para evitar el soborno."

Cualquier persona interesada en hacer comentarios sobre el proyecto pueden hacerlo a través de su miembro nacional de la ISO (en el caso de España, la Asociación Española de Normalización y Certificación, AENOR).



Redes sociales