Noticias


#WorldStandardsDay

La normas generan confianza, mensaje del Día Mundial de la Normalización

La normas generan confianza, mensaje del Día Mundial de la Normalización
14/10/2016

¿Compraría un producto de un fabricante si supiera con certeza que no cumple los requisitos mínimos de calidad y seguridad? Podría no funcionar o ser peligroso o, sencillamente, no ser compatible con otros productos que tiene en casa.

La respuesta a esta pregunta, por supuesto, es no. Sin normas internacionales no tendríamos confianza en la cadena se suministros global de bienes y servicios que, la mayoría de nosotros, damos por sentado.

Para llamar la atención sobre esta importante cuestión y poner de relieve cómo las normas generan confianza, cada 14 de octubre ISO y sus organizaciones asociadas (IEC e ITU) celebran el "Día Mundial de la Normalización".

Cuando miramos las estanterías de las tiendas o necesitamos los servicios de un proveedor, confiamos y esperamos que los productos y servicios que recibimos cumplan nuestras expectativas. Ello se debe a que las normas y la evaluación de la conformidad permiten que así sea. Cuando estas faltan, la confianza de rompe fácilmente.

Sin la existencia de estándares, las cuestiones más insignificantes de la vida cotidiana no funcionarían. Desde los aparatos de alta tecnología hasta los artículos para el hogar, los servicios que sostienen la economía mundial... las normas son necesarias para garantizar la seguridad, la fiabilidad y la interoperabilidad.

Las normas internacionales están desarrolladas por expertos de todo el mundo, a través de un proceso equilibrado, abierto y transparente. La confianza es la base de este trabajo, cuyos resultados se traducen en soluciones prácticas para problemas y cuestiones reales.

"Durante casi 70 años ISO ha generado normas voluntarias basadas en el consenso que han impulsado el progreso industrial, estimulando el comercio global y la mejora de la salud, la seguridad y el medio ambiente", ha señalado el Secretario General Interino de ISO, Kevin McKinley.

Las normas suponen que la industria no necesita reinventar la rueda una y otra vez, que las innovaciones serán compatibles y trabajarán con la tecnología existente y que los productos y servicios serán de confianza.

Los gobiernos utilizan las normas como soluciones de confianza para complementar la regulación, y dan tranquilidad a los consumidores, que saben que no se están poniendo en riesgo.

[FUENTE: ISO]



Redes sociales