Noticias


NORMALIZACIÓN

Las bicicletas son para el verano… pero deben ser seguras

140723_aenor
23/07/2014

El pasado mes de mayo se publicó un Real Decreto por el que se establecen los requisitos para la comercialización y puesta en servicio de las bicicletas y otros ciclos, de sus partes y piezas. La principal novedad de esta nueva disposición es que elimina la homologación previa por parte del Ministerio de Industria. De esta forma, respondiendo a una demanda del sector, se reducen los trámites administrativos que llevaba asociada la homologación. La responsabilidad de que las bicicletas que se ponen en el mercado sean seguras recae ahora sobre el fabricante, a través de una Declaración de Conformidad, sin perjuicio del control y vigilancia que puedan realizar a posteriori las Administraciones Públicas competentes.

El Real Decreto se apoya en una serie de normas desarrolladas por el Comité Europeo de Normalización (CEN), que definen especificaciones técnicas y métodos de ensayo comunes dentro de la UE y que se han adoptado como normas nacionales en todos los países de Europa, en España como normas UNE.

Todas las normas sobre bicicletas están estructuradas de una forma muy similar. Definen requisitos de seguridad, diseño, montaje y los ensayos asociados, por ejemplo para los frenos, aristas vivas, elementos de fijación, salientes, dirección, potencias, cuadros, horquillas, ruedas, etc. Además, aportan algunas directrices sobre su utilización y mantenimiento.

En la Declaración de Conformidad que debe acompañar al ciclo, entre los datos que tiene que incluir el fabricante se encuentra la referencia a las normas armonizadas que se hayan utilizado. Estas son algunas de las normas: UNE-EN 14764 Bicicletas de paseo. Requisitos de seguridad y métodos de ensayo, UNE-EN 14765 Bicicletas para niños. Requisitos de seguridad y métodos de ensayo, UNE-EN 14766 Bicicletas de montaña. Requisitos de seguridad y métodos de ensayo.

NOTICIAS RELACIONADAS



Redes sociales