Noticias


Nueva Ley del Emprendimiento

Los emprendedores gallegos podrán crear empresas en menos de 48 horas

130403_galicia
03/04/2013

Galicia ha presentado la nueva Ley del Emprendimiento que tiene como objetivo primordial dotar a los emprendedores de la comunidad de un entorno de apoyo a sus iniciativas empresariales, coordinando los recursos de la Administración y favoreciendo la inversión pública y privada con el objetivo de reactivar el crecimiento.

Se trata de un instrumento clave en la dinamización económica y en la generación de proyectos. La nueva ley pretende hacer de los emprendedores agentes fundamentales para la activación del mercado laboral, con el objetivo de incrementar en un 60% la tasa de emprendimiento en los próximos cuatro años.

Una vez que esté listo el anteproyecto, el Gobierno consensuará la ley con los distintos agentes económicos y sociales para tener en cuenta sus propuestas y crear un texto lo más completo posible. También potenciará aquellas iniciativas ya iniciadas, que cuenten con menos de 42 meses de vida.

Entre sus objetivos está dotar de nuevas posibilidades de financiación a los emprendedores y simplificar el proceso administrativo para la constitución de empresas. Así, una de las novedades es la Unidad Galicia Emprende, destinada a dar un servicio integral de apoyo y asesoramiento para la creación de empresas.

A través de este servicio, el Ejecutivo se compromete a evaluar los proyectos facilitando su informe de viabilidad en menos de 30 días y agilizar los trámites administrativos para la constitución de una nueva empresa en menos de 48 horas.

La futura norma recoge una serie de apoyos, a través del Igape y Xesgalicia, y beneficios fiscales para los nuevos proyectos. Se constituirá un fondo de capital riesgo específico que movilizará 5 millones de euros, además de habilitar una línea de microcréditos para conseguir 10 millones de euros de movilización entre capital público y privado para proyectos de emprendimiento.

Asimismo, se reforzará la figura de los “Business angels” con el fin de consolidar una red autonómica de inversores privados, que prestarán apoyo económico directo a proyectos individuales.

La deducción del 20% del IRPF prevista en la Ley de Presupuestos de este año para los que inviertan en acciones o participaciones de nuevas empresas, se amplía para aquellos que concedan créditos para la creación de empresas. Además, la bonificación del 75% en la cuota del Impuesto sobre Patrimonio por creación de empresas o ampliación de actividad se amplía a las inversiones para adquirir acciones o participaciones sociales en nuevas entidades y para comprar locales de negocios.



Redes sociales