Noticias


Norma ISO 14064-1:2006

Metro Bilbao, primera empresa de transporte ferroviario en obtener el Certificado AENOR de la Huella de Carbono

foto_ESQ7557
26/03/2012

Metro Bilbao ha obtenido el certificado de la Huella de Carbono “Medio Ambiente CO2 Verificado” entregado por AENOR (Asociación Española de Normalización y Certificación). De esta forma, se convierte en la primera empresa del transporte ferroviario del estado en obtenerlo. Este certificado acredita la veracidad del cálculo de la Huella de Carbono de una organización, es decir, el conjunto de emisiones de Gases de Efecto Invernadero (GEI) producidos como consecuencia de sus actividades durante el año 2010. La entrega del reconocimiento se ha producido en el marco de una jornada celebrada en la sede de Metro Bilbao.

Este certificado está basado en la Norma ISO 14064-1:2006, que establece los requisitos para el diseño, desarrollo y gestión de inventarios de emisiones de GEI de las compañías, así como para la presentación de informes sobre estos inventarios. Además, se trata de un certificado de carácter voluntario que supone un paso más hacia las exigencias legales del programa EcoEuskadi y del protocolo de Kioto.

Entre las principales ventajas que conlleva este certificado, se encuentran el incremento de la credibilidad y transparencia ante los mercados al exigir incluir el inventario en los Registros públicos de GEI. Además permite gestionar los riesgos de GEI e identificar las oportunidades de reducción, facilita el desarrollo e implantación de estrategias y planes de gestión de GEI como el desarrollo de programas obligatorios o la participación en mercados de CO2 y supone una temprana actuación ante el cambio climático.

La norma ISO 14064 incluye los requisitos para determinar los límites de las emisiones y remociones de GEI de las organizaciones e identificar las actividades o acciones específicas de las compañías con el objeto de mejorar la gestión de los GEI. Asimismo incluye los requisitos y orientaciones para la gestión de la calidad del inventario, el informe, la auditoría interna y las responsabilidades de la organización en las actividades de verificación.

A diferencia de la verificación obligatoria que el Protocolo de Kioto establece para las actividades empresariales e instalaciones incluidas en el Plan Nacional de Asignaciones (PNA), este certificado es voluntario para las empresas que, como Metro Bilbao, quieren ir más allá del cumplimiento de las exigencias legales de Kioto; de hecho, está indicado para todo tipo de organizaciones.

AENOR ha verificado el inventario de las emisiones en todas las instalaciones de Metro Bilbao desde las vías, estaciones, trenes o subestaciones eléctricas, hasta los talleres de Sopelana y Ariz, sus oficinas centrales y aparcamientos o gastos de vehículos motores. El certificado de AENOR acredita que el inventario de Metro Bilbao recoge un total de emisiones cuantificadas en “toneladas de CO2 equivalentes” que se emite en cada una de las instalaciones de la compañía que explota el metro de Bilbao.

Destacar que el 80% de las emisiones (12.000t) se producen por consumo de energía por lo que los proyectos de eficiencia energética en lo que se encuentra inmerso, adquirirán una importancia vital en un futuro próximo.

En la actualidad, Metro Bilbao se encuentra desarrollando un proyecto pionero de reducción de emisiones a través de un sistema que transforma en electricidad la energía de las frenadas de las unidades tren.

El cambio climático se ha identificado como uno de los máximos retos que afrontan las naciones, los gobiernos, las industrias y la ciudadanía en las próximas décadas. En respuesta, se están desarrollando e implantando iniciativas internacionales, regionales, nacionales y locales para limitar las concentraciones de gases de efecto invernadero (GEI) en la atmósfera terrestre.

En este marco, la Organización Internacional de Normalización (ISO), el organismo encargado de elaborar las normas a nivel internacional, ha desarrollado una serie de tres normas: ISO 14064, Partes 1, 2 y 3, sobre cuantificación, seguimiento y presentación de informes de gases de efecto invernadero; para un proyecto determinado, y orientaciones para la validación y verificación, respectivamente.

AENOR ha desarrollado varios certificados de la Huella de Carbono que permiten calcular y compensar las Emisiones de Gases de Efecto Invernadero (GEI) asociadas a organizaciones, eventos, actividades, servicios o al ciclo de vida de un producto. En conjunto, AENOR ha certificado cerca de medio centenar de Huellas de Carbono.

La huella de carbono contribuye a reducir las emisiones de CO2 en productos y organizaciones y, con ello, a la mitigación del cambio climático; a crear un mercado de  productos y servicios con reducida generación de carbono; a identificar oportunidades de ahorro de costes y a demostrar ante terceros los compromisos de la organización con la responsabilidad social y medioambiental.



Redes sociales