Noticias


COLABORACIÓN MEDIOAMBIENTAL

Murcia fomenta la responsabilidad social para reducir las emisiones de gases de efecto invernadero

Murcia fomenta la responsabilidad social para reducir las emisiones de gases de efecto invernadero
17/12/2014

La Región de Murcia impulsará junto a la Asociación Española de Normalización y Certificación (AENOR) una batería de actuaciones para fomentar la responsabilidad social de cara a la reducción de las emisiones de gases de efecto invernadero.

El consejero de Agricultura y Agua de la Región de Murcia, Antonio Cerdá, y el director de Operaciones de la Asociación Española de Normalización y Certificación (AENOR), Gonzalo Piédrola, han sido los encargados de oficializar con su firma el convenio de colaboración en materia de huella de carbono que sustenta estas acciones medioambientales.

Durante el acto, Antonio Cerdá ha señalado que “es importante preparar a las empresas en lo relativo a la responsabilidad social aplicada al medio ambiente”, y ha destacado la experiencia de AENOR, como entidad responsable de la Normalización en España, en la participación de los comités que elaboran las normas internacionales ISO en la materia, como la ISO 14064 de la Huella de Carbono de organización. En su opinión, este conocimiento “puede ser muy aprovechable para aportar a las empresas un apoyo fundamental en la apuesta por la normalización ante el reto de la cultura de la huella de carbono”.

Con la firma de este convenio, que no implica cuantía económica, se pretende impulsar y proponer la constitución de comités técnicos de normalización referidos a la Responsabilidad Social Corporativa en materia de medio ambiente y promover una economía baja en carbono, así como las acciones necesarias que ayuden a mitigar y reducir las emisiones de gases de efecto invernadero. De este acuerdo se deriva también el interés de “ayudar al empresario murciano a crear servicios y productos con mayor valor añadido para reducir la huella de carbono en su actividad”.

El titular de Agricultura y Agua señaló que “hay ciertos sectores que obligatoriamente deben reducir sus emisiones”, pero añadió que para el resto de actividades económicas, como la agricultura, actividades industriales o de transporte, entre otras, “no existe este tipo de obligación, aunque la Unión Europea fija ya para el 2020 el objetivo de reducirlas en un diez por ciento respecto a 2005”. Indicó que los sectores que se dedican a la exportación, como la agricultura o la industria agroalimentaria, “se encuentran, además, con las exigencias de los mercados internacionales para aumentar los esfuerzos voluntarios que contribuyan a la mejora ambiental a través de sus productos”.

Las emisiones totales en la Región de Murcia se sitúan sobre los diez millones de toneladas anuales. Cerdá destacó que la Región “ha desarrollado iniciativas que han permitido la integración voluntaria de este tipo de medidas para la reducción de efectos ambientales”, como el programa Agricultura murciana como sumidero de CO2, puesto en marcha desde 2009. Asimismo, el Ministerio de Agricultura ha creado un registro de carácter voluntario para todas las empresas que calculen su huella de carbono corporativa.



Redes sociales