Noticias


CERTIFICACIÓN

Nueva certificación ISO/IEC 25000 para Adecuación Funcional

Nueva certificación ISO/IEC 25000 para Adecuación Funcional
11/07/2016

El software es hoy en día uno de los productos más utilizados por la sociedad actual. Es por ello, que la calidad del software se ha convertido en un factor de gran importancia, tanto para los productores que buscan posicionar su software en el mercado, como para los consumidores que necesitan depositar su confianza en el software que están utilizando.

Dada esta importancia, durante los últimos años se está trabajando en el nuevo estándar ISO/IEC 25000, que recoge los requisitos y buenas prácticas para poder evaluar la calidad del producto software en base a las diversas características que presenta el mismo, como son la mantenibilidad, seguridad, usabilidad, adecuación funcional, etc.

Después de varios años evaluando y certificando la mantenibilidad del software, se lanza la evaluación y certificación del producto software para la característica de Adecuación Funcional. Para ello, AENOR y AQCLab han llevado a cabo durante el último año varios proyectos que han permitido a organizaciones como Bitware o Trecone obtener la certificación de su producto software.

En ellos, tras una evaluación y auditoría llevadas a cabo por AQCLab con la precisión necesaria en base al estándar ISO/IEC 25000, AENOR ha concedido el certificado AENOR Conform.

La necesidad de verificar que el software cumple con las necesidades y requisitos de los usuarios hacen de la Adecuación Funcional una de las características de calidad software más importante para asegurar el éxito de un producto entre los usuarios.

Mediante la certificación de la Adecuación Funcional, las empresas desarrolladoras de software podrán acreditar que sus productos cumplen con todos los requisitos necesarios para sus clientes, y a su vez, los clientes tienen la garantía de que los productos que adquieren son completos y correctos funcionalmente.La evaluación y certificación de la Adecuación Funcional se realiza a partir de las siguientes subcaracterísticas:

  • Completitud Funcional: Capacidad del sistema para proporcionar todas las funciones especificadas por el usuario.
  • Corrección Funcional: El sistema tiene un comportamiento y genera los resultados deseados por el usuario.
  • Pertinencia Funcional: Capacidad del sistema para llevar a cabo únicamente las funciones necesarias para que el sistema realice las tareas y objetivos que han sido especificados por el usuario.

Esta evaluación y certificación supone un hito sin precedentes a nivel internacional en el sector de la calidad e ingeniería del software, siendo el primer caso en el que se evalúa y certifica un producto software para la característica de Adecuación Funcional bajo los requisitos del estándar ISO/IEC 25000.



Redes sociales