Noticias


Con la participación de EQA

“Patent Box” centra la atención de la jornada de innovación celebrada en el Centro Tecnológico de Paterna

01/12/2012

El Centro Tecnológico de Paterna (Valencia) ha acogido la celebración de una jornada técnica en la que se realizó un análisis práctico para beneficiarse de los incentivos fiscales vigentes para las actividades de I+D+i. El evento contó con la asistencia de importantes profesionales en el desarrollo de actividades de I+D+i y uno de los temas debatidos que despertó mayor interés entre las empresas innovadoras allí presentes fue la cesión de intangibles (Patent Box).

Miguel Valle, del dpto. de Promoción de la Innovación del CDTI, comentó que en España se ha invertido en 2011 unos 7.000 millones de  euros en I+D (de los que 1.300€ habían sido financiados por el CDTI) a un total de 1.540 empresas.

Javier Valls, Jefe de Proyectos Leadertecna Ingenieros, resaltó bondades de la implantación de un sistema de gestión de la innovación en una empresa, el cual ayuda a aflorar la innovación que hay en ellas. Por su parte, Salvador Gallarte, Gerente de la misma empresa,  hizo una simulación práctica en la que mostró la influencia en la cuenta de resultados de una empresa de la financiación a las actividades de I+D, tanto por las vías de subvenciones como por la de deducciones fiscales.

Raquel García, Directora Comercial de EQA Certificados I+D+i, resaltó las ventajas de la certificación de proyectos y destacó las ventajas de la Patent Box, ya que actualmente es una herramienta muy beneficiosa y  favorece la internacionalización de las empresas.

Jose María Peláez, de la Subdirección General de Fomento de la Innovación Empresarial (Secretaría de Estado de I+D+i del Ministerio de Economía y Competitividad), presentó los datos del último ejercicio fiscal cerrado, 2009, en el que  un 34,7 % de los certificados han  sido emitidos por EQA Certificados I+D+i.

Todos los ponentes coincidieron en destacar la Patent Box (Art. 23, Ley 16/2007) como un interesante incentivo fiscal que permite a las empresas minorar en un 50% los ingresos brutos procedentes de la cesión de determinados activos intangibles creados por su empresa, lo cual disminuye directamente la base imponible. Aunque actualmente no es muy conocido, la disminución de ayudas públicas del gobierno, la práctica desaparición de subvenciones y los préstamos a tipos cada vez menos ventajosos, hace que este incentivo fiscal por cesión de intangibles sea una gran oportunidad para las empresas.



Redes sociales