Noticias


Primera acreditación de ENAC para la caracterización e identificación de vertidos de petróleo

enac3
19/04/2013

ENAC ha concedido al Instituto de Diagnóstico Ambiental y Estudios del Agua (IDAEA) del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), la primera acreditación para la caracterización e identificación de vertidos de petróleo según la norma CEN/TR 15522-2:2009 en agua marina, mallas de muestreo, muestras emulsionadas y bolas de alquitrán.

La determinación de las “huellas dactilares” de hidrocarburos, para identificar el origen de derrames accidentales o intencionados de petróleo en el medio marino, es un tema de gran interés durante los últimos treinta años.

La disponibilidad de métodos analíticos eficaces e inequívocos para la caracterización de estos vertidos es necesaria desde el punto de vista de la aplicación de la legislación de control de la contaminación, puesto que los resultados analíticos son utilizados para establecer responsabilidades, imponer sanciones y ayudar a los procesos de limpieza y recuperación del medio marino tras un derrame.

Con el objetivo final de establecer un protocolo nacional de identificación de derrames de petróleo en cada uno de los países europeos y con vistas a que fuera también adoptado como norma de uso internacional, el Comité Europeo de Normalización (CEN) aprobó el método estándar “Oil spill identification – Waterborne petroleum and petroleum products – Analytical methodology and interpretation of results (CEN/TR 15522-2)” desarrollado por OSINET (The Bonn Agreement for Oil Spill Identification Network of Experts).

El método consiste en la comparación de la composición química de muestras tomadas tanto en derrames de hidrocarburos como en las posibles fuentes de los derrames. Para ello se analizan residuos de hidrocarburos por cromatografía de gases acoplada a la espectrometría de masas comparándose los perfiles característicos de diferentes grupos de compuestos y las proporciones relativas de compuestos específicos de muestras y posibles fuentes. Si las diferencias observadas entre las muestras no son significativas, es decir son más pequeñas que la propia variabilidad analítica, se puede concluir que el derrame de ambas muestras coinciden y por tanto que el derrame proviene de la fuente analizada.

Esta nueva acreditación se ha sumado al catálogo de ensayos acreditados de que disponía ya el Instituto.



Redes sociales