Noticias


Sello de calidad ecológica para la trashumancia

Sello de calidad ecológica para la trashumancia
22/11/2012

La recién constituida Asociación Ibérica de Pastores Trashumantes pide un sello de calidad ecológica para su ganado, argumentando que es un distintivo que merecen "más que muchos productores de intensivo que, en realidad, mantienen hacinados a los animales". Se trata de una reclamación que consideran del todo "vital" para la protección de cañadas, cordeles y veredas históricas, como exige la ley 3/1995 de Vías Pecuarias.

Según Rubén Valín, secretario de la Asociación con sede en León, "es un trabajo duro y con mucha incertidumbre laboral, pero los trashumantes representamos un legado de ocho siglos y una cultura socio-económica que es necesario preservar. Las cañadas han servido desde tiempos inmemoriales de vehículo de información entre poblaciones".

De hecho, las ovejas merinas dieron a España una posición privilegiada hasta el siglo XVIII, permitió que el país se posicionara por delante de los sajones y que se consiguieran divisas en bellones de lana. La nueva asociación entiende que los trashumantes deberían recibir, además, una ayuda económica por la labor que efectúan por el medio ambiente."En Holanda y Alemania pagan a los pastores por preservar las riberas de los ríos, mantener los cauces y los pastos", señala Valín.

La organización solicita que se reconozca el valor de su trabajo y que se transmitan las vivencias personales a través de la educación con Escuelas de Pastores, pues se trata de "un oficio bonito, aunque de bajo reconocimiento social por falta grave de titulación y escasa mano de obra cualificada, algo que cambiaría si se impulsan Escuelas de Pastores, pues hay que comprender esta forma de vida peculiar".

Señalan desde la Asociación que es muy necesaria una reforma de la Ley de Pastos para reducir la inseguridad laboral que generan los arrendamientos, ahora, de carácter anual. Finaliza Valín asegurando que "somos los últimos nómadas de Europa. Vemos a los masais, y nos sorprenden, y resulta que los tenemos en casa con otro nombre".



Redes sociales