Noticias


CRÓNICA

SUST4IN da las claves de la huella hídrica en una conferencia sobre la norma ISO 14046:2014

SUST4IN da las claves de la huella hídrica en una conferencia sobre la norma ISO 14046:2014
22/09/2014

La creciente demanda de agua a nivel mundial y su progresiva escasez así como pérdida de calidad, han colocado a este recurso en el centro de todas las miradas. Según la última Encuesta Anual sobre Riesgos Globales (2014) del Fórum Económico Mundial, la crisis del agua es la tercera mayor preocupación a nivel global. Gobiernos, empresas y ciudadanos de todo el mundo buscan cómo gestionarlo de forma más eficaz y sostenible, y la evaluación de la huella hídrica puede ser una herramienta muy útil para conseguirlo.

Bajo estas premisas se ha celebrado la Conferencia Internacional sobre Huella Hídrica, organizada por la compañía especialista en sostenibilidad SUST4IN. Un evento que ha tenido como protagonista a la norma ISO 14046:2014 “Gestión ambiental – Huella hídrica – Principios, requisitos y directrices”, aprobada el pasado 1 de agosto de 2014 y que ya se erige como el principal referente internacional para evaluaciones y comunicación de huellas hídricas.

Tal y como ha puesto de manifiesto Marcio Viegas, director y fundador de SUST4IN, “Una evaluación de huella hídrica no sólo permite valorar la magnitud de los potenciales impactos ambientales relacionados con el agua en productos, procesos y organizaciones, sino que también ayuda a identificar oportunidades para reducirlos, así como a facilitar la eficiencia y optimización de la gestión del agua”.

En su charla, Guoping Zhang, director de programas de Water Footprint Network (WFN), una de las organizaciones internacionales con mayor experiencia en esta materia, ha señalado que “la huella hídrica muestra que el consumo de agua crea impactos tanto locales como en el contexto global”. Por su parte, Ramón Llamas, director del Observatorio del Agua de la Fundación Botín, ha puesto también el énfasis en “la necesidad de reasignar los recursos que tenemos según los usos”.

Uno de los mayores consumidores de agua en el mundo es el sector agroalimentario; una industria preocupada también por mejorar su sostenibilidad y su eficiencia hídrica. Estefanía Iglesias, directora de Sostenibilidad de Central Lechera Asturiana, ha señalado que "somos conscientes que el consumo de agua es uno de los aspectos ambientales más significativos de la industria láctea. En los últimos años hemos reducido el consumo en nuestras instalaciones fabriles en más de un 20%, pero queremos dar un paso más disminuyendo nuestra huella hídrica en toda la cadena de valor. Estamos seguros de que esta norma ISO 14046 nos ayudará a conservar este importante recurso, básico para nuestra supervivencia".

Ha participado en la conferencia la empresa Abengoa, pionera en el cálculo de huellas ambientales a nivel corporativo, en la figura de Fernando Martínez Salcedo, secretario general de Gestión de la Sostenibilidad, quien ha presentado su “standard de huella global”, lanzado hace escasas semanas y según el cual todas las sociedades de la compañía están obligadas a implementar el sistema de cálculo y la gestión de los factores e indicadores componentes de la huella global, siendo uno de ellos el factor agua. Asimismo, Martínez ha recalcado la importancia de analizar el binomio agua-energía: “para nosotros es una herramienta de eficiencia y de mejora continua de la gestión del recurso”.

La ronda de ponencias ha finalizado con la exposición de Juan Salido, director de Servicios de Sostenibilidad y responsable técnico de Huella Hídrica de DNV GL, quien ha centrado su exposición en el proceso de verificación como paso para proporcionar mayor credibilidad. Entre los desafíos de futuro ha señalado algunos como “el acceso a datos fiables y comparables en todo el mundo; adoptar enfoques de cadena de valor; y trabajar de forma estrecha con los grupos de interés a nivel de cuenca hídrica, entre otros”.



Redes sociales