Noticias


Ternera de Extremadura incrementa la certificación en un 50 ciento y factura casi siete millones de euros

01/02/2011

La Indicación Geográfica Protegida (IGP.) Ternera de Extremadura incrementó en un 50 por ciento la certificación de carne durante 2010 y las entidades comerciales inscritas en dicha indicación lograron una facturación de  6.924.800 euros, frente a los 4.604.800 euros del año anterior.  

El Consejo Regulador obtuvo en el pasado año una certificación de 2.164 toneladas de carne frente a las 1.439 selladas en 2009.

Ternera de Extremadura ha recuperado su etapa de crecimiento, y ha logrado aumentar el número de sacrificios en sus ganaderías inscritas. Si en 2009 el Consejo Regulador certificó 5.137 canales, este año la IGP. ha alcanzado las 7.484 reses sacrificadas y certificadas bajo el sello de la IGP, lo que ha supuesto un incremento del 46 por ciento en certificación según el número de canales, y del 50 por ciento teniendo en cuenta los 288 kilos de carne obtenidos por canal de media en 2010.

Concretamente, de las 7.484 canales certificadas en 2010, un 74 por ciento  (5.538) se corresponde al añojo, un 25,7 por ciento (1.927) a la ternera, y un 0,23 por ciento (17) al novillo.

Según el director técnico de la IGP Ternera de Extremadura, Miguel Morillo-Velarde, a lo largo de los dos últimos años, el Consejo ha experimentado un "notable crecimiento" en el número de inscripciones, y este aumento se ha debido en gran parte a la apuesta de la cooperativa COPRECA por Ternera de Extremadura.

De 2009 a 2010, la IGP registró un aumento del 60 por ciento en el número de ganaderías inscritas, pasando de las 373 registradas en 2009 a las 600 de 2010. En cuanto a los cebaderos inscritos, la IGP. también experimentó un incremento del 17 por ciento, pasando de los 279 a los 331 en 2010.

Con todo ello, la IGP Ternera de Extremadura cierra 2010 con cifras muy positivas y grandes expectativas de cara a afrontar el próximo ejercicio.

En palabras del director técnico "la carne de ternera es un alimento imprescindible en la dieta, y el sello de calidad y seguridad alimentaria que garantiza una IGP cada vez es más valorado por consumidores y profesionales del sector, con lo que 2010 es un año para continuar fomentando el valor añadido que aporta un sello de calidad y para intentar abrirnos a otros nichos de mercado".


Consejo Regulador IGP Ternera de Extremadura

Ternera de Extremadura es la Indicación Geográfica Protegida que ampara la carne de vacuno de Extremadura, proveniente de razas autóctonas criadas en un régimen extensivo, común en las 22 comarcas que componen la Comunidad Autónoma.

Estas razas, todas ellas dedicadas en la actualidad a la producción cárnica, son Retinta, Avileña Negra Ibérica, Morucha, Berrendas y algunos ejemplares de Blanca Cacereña. También se utilizan otras de origen europeo, principalmente la Charolesa y Limusín, destinadas exclusivamente a la obtención de animales cruzados con las reses autóctonas.

El Consejo Regulador de la IGP es el órgano que controla y certifica los canales de las reses con destino a sacrificio, garantizando al consumidor un producto de alta calidad, natural, sin aditivos ni finalizadores, protegiendo así las producciones de vacuno extensivo, que redundan en la conservación del patrimonio natural de la región.



Redes sociales