Noticias


Santander, Málaga y Zaragoza

Tres ciudades españolas son escenario de la fase piloto del proyecto I+D+i en Smart Cities Ciudad 2020

Tres ciudades españolas son escenario de la fase piloto del proyecto I+D+i en Smart Cities Ciudad 2020
03/10/2013

Tres ciudades españolas (Santander, Málaga y Zaragoza) han sido las primeras ciudades en sumarse a CIUDAD 2020, el proyecto de I+D+i en smart cities de referencia liderado por Indra y en el que participan las empresas Ferrovial Agroman, Atos, Fagor Electrónica, GFI Informática, Fractalia, Daedalus, Tekia e iSOCO. Las tres ciudades están siendo el escenario de los primeros desarrollos y pruebas abordados en este proyecto, que tiene como objetivo desarrollar un nuevo modelo de ciudad inteligente, eficiente y sostenible, en el que el ciudadano es protagonista y tiene un papel activo.

Una de las líneas más innovadoras en las que se está trabajando es la visión del ciudadano como "sensor" capaz de generar una enorme cantidad de datos a través del uso que hace de las infraestructuras urbanas, como el transporte público o los aparcamientos; de las aplicaciones móviles, que permiten registrar incidencias en una plataforma global; o de las redes sociales, a través de las que puede compartir su ubicación y contenido multimedia como mensajes o fotos.

En Málaga y Zaragoza, por ejemplo, se están realizando pruebas para localizar las áreas de la ciudad con mayor actividad social y los puntos de interés en los que mejorar la gestión, mediante la información que ofrecen las redes sociales. También se está probando la creación de nuevos servicios a través del uso que los ciudadanos hacen de Twitter. Gracias al geo-posicionamiento de los mensajes y a los algoritmos de minería de datos se pueden identificar las zonas más activas, y al analizarlas junto con las etiquetas (hashtags) más nombradas, las trayectorias, etcétera, es posible modelar el comportamiento de la ciudad. Este estudio de la actividad social es completado mediante el análisis semántico de los mensajes, a través de la aplicación de técnicas de procesado del lenguaje natural.

Toda esta información tiene un gran valor para los gestores, al permitirles conocer los gustos y opiniones de los ciudadanos, así como la polaridad de los mensajes enviados (muy positiva, positiva, negativa, muy negativa y neutra). De este modo, pueden saber la respuesta ante políticas y actuaciones concretas en la ciudad, y tomar decisiones de forma ágil.
La información capturada por el "sensor ciudadano" es integrada en CIUDAD 2020 con otras fuentes de captura de datos más tradicionales, como son las redes de sensores inalámbricas (WSN).

En esta línea de trabajo, se está desplegando en Santander una red de nodos inalámbricos para la monitorización de parámetros medioambientales (niveles de CO2 o de contaminación acústica, entre otros) que permitirá la creación de servicios innovadores como una herramienta de generación de alertas de contaminación, basada en modelos de predicción.
Igualmente, se está trabajando en el despliegue de redes inalámbricas de monitorización en edificios y espacios públicos para mejorar la eficiencia energética de estas infraestructuras e impulsar la nueva normativa de eficiencia energética a nivel nacional.

En el ámbito de la movilidad urbana, CIUDAD 2020 está diseñando servicios avanzados enfocados a las necesidades y demandas del ciudadano, mediante la integración de datos procedentes de fuentes innovadoras, como las redes sociales, con los datos de transporte que ofrecen las propias infraestructuras. El objetivo final es potenciar los servicios de transporte urbano integrado (intermodal) en las ciudades, así como una gestión más eficiente de la movilidad apoyada en el uso intensivo de las TIC (técnicas de procesado de la imagen, minería de datos, etcétera).

Las nuevas aplicaciones de transporte, energía o medioambiente desarrolladas en el marco de CIUDAD 2020 se ofrecerán a los ciudadanos bajo un marco de referencia que servirá de elemento integrador para los nuevos servicios de la ciudad de una manera personalizada y adaptada al perfil del ciudadano. Además, en función de dicho perfil incluirá recomendaciones de otros posibles servicios interesantes como puede ser una agenda cultural personalizada.



Redes sociales