Opinión

¿Cómo se puede beneficiar mi empresa del “BONUS” por reducción de la siniestralidad laboral?

04/05/2017

BONUS es el sistema de reducción de las cotizaciones por contingencias profesionales a las empresas que hayan disminuido de manera considerable la siniestralidad laboral.

En el ámbito de la Seguridad Social, la cotización por contingencias profesionales se calcula en relación con la siniestralidad de la actividad económica desarrollada por la empresa, existiendo una diferenciación en función de los riesgos existente entre las actividades. Sin embargo, dentro de cada actividad existen empresas que cuentan con una siniestralidad claramente inferior a la de su sector.

Para incentivar a todas las empresas a mejorar la prevención de riesgos laborales, en el año 2010 se puso en marcha, mediante el Real Decreto 404/2010, de 31 de marzo, el sistema de reducción de las cotizaciones por contingencias profesionales a las empresas que hubieran contribuido especialmente a la disminución y prevención de la siniestralidad laboral, es lo que conocemos por el nombre de Bonus.

Recientemente se ha modificado este sistema, mediante el Real Decreto 231/2017, de 10 de marzo, que introduce una serie de mejoras tendentes a conseguir una gestión del incentivo más ágil, eficaz y eficiente.

Este Real Decreto establece un sistema de reconocimiento de los incentivos más objetivo y centrado en el comportamiento de la siniestralidad de la empresa en comparación con la del sector al que pertenece. Se reduce la carga administrativa, centrándose el acceso al incentivo en el cumplimiento de los límites de los índices de siniestralidad. Los mencionados límites se adaptarán a las circunstancias propias de cada actividad económica de modo que se promueva el acceso al incentivo a aquellas actividades con mayor riesgo para mejorar la prevención allí donde sea más necesaria.

En concreto, se fija el incentivo en el 5 por ciento del importe de las cuotas por contingencias profesionales condicionado al cumplimiento de los límites de los índices de siniestralidad (se elimina el requisito de acreditar la inversión en prevención para acceder al 5%) y en el 10 por ciento, si existe inversión en prevención de riesgos laborales (se acreditará documentalmente), estableciéndose en este último caso un límite máximo coincidente con el importe de la inversión realizada.

Respecto de la financiación de esta reducción, se mantiene lo dispuesto en la LGSS, sobre la disposición del 80 por ciento del excedente que resulte después de dotar la Reserva de Estabilización de Contingencias Profesionales de las mutuas colaboradoras con la Seguridad Social, con un límite del 3 por ciento de su importe, aunque dicho porcentaje ya no será de aplicación a cada una de las mutuas en proporción a su contribución a la formación de dicho saldo.

Pueden ser beneficiarios todas las empresas que coticen a la Seguridad Social por contingencias profesionales, tanto si estas están cubiertas por una entidad gestora como por una mutua. Los requisitos son:

a) Haber cotizado a la Seguridad Social durante el periodo de observación con un volumen total de cuotas por contingencias profesionales superior a 5.000 euros o haber alcanzado un volumen de cotización por contingencias profesionales de 250 euros en un periodo de observación de cuatro ejercicios.

b) Encontrarse en el período de observación por debajo de los límites que se establezcan respecto de los índices de siniestralidad general y siniestralidad extrema.

c) Encontrarse al corriente en el cumplimiento de sus obligaciones en materia de cotización a la Seguridad Social a la fecha de finalización del plazo de presentación de solicitudes.

d) No haber sido sancionada por resolución firme en vía administrativa en el periodo de observación por la comisión de infracciones graves o muy graves en materia de prevención de riesgos laborales o de Seguridad Social. Sólo se tendrán en cuenta las resoluciones sancionadoras que hayan adquirido firmeza durante el periodo de observación y aquellas en las que el solicitante sea considerado responsable directo de la infracción.

En el supuesto de infracciones graves, solamente se tomarán en consideración cuando hayan sido reiteradas durante el periodo de observación. Se entenderá que existe reiteración durante el periodo de observación cuando el número de infracciones graves exceda de dos.

e) Cumplir las obligaciones de prevención de riesgos laborales que se enumeran en anexo al real decreto. A los efectos de acreditar su cumplimiento, la empresa acompañará a su solicitud la declaración responsable contenida en anexo al real decreto.

f) Haber informado a los delegados de prevención de la solicitud del incentivo.Se considerará como empresa el conjunto de todos los códigos de cuenta de cotización que correspondan a la misma y tengan el mismo código de actividad a efectos de cotización por accidentes de trabajo y enfermedades profesionales.Del cómputo de la siniestralidad laboral se excluirán los accidentes «in itinere».

Se considerará como periodo de observación el número de ejercicios naturales consecutivos e inmediatamente anteriores al de la solicitud, necesarios para alcanzar el volumen mínimo de cotización que no hayan formado parte de una solicitud anterior, con un máximo de cuatro ejercicios.

Como novedad, se da desarrollo reglamentario al artículo 93.2.c) LGSS, que regula la posibilidad de que las mutuas puedan percibir de las empresas parte del incentivo concedido, previo acuerdo de las partes.

Se modifica el plazo para presentar solicitudes desde el 15 de abril (años anteriores, 1 de abril), al 31 de mayo de cada año.

Este real decreto será aplicable en el año 2018, respecto al ejercicio 2017. A las solicitudes correspondientes al ejercicio 2016, que se presentarán en el presente ejercicio 2017, se les aplicará la normativa anterior.

Miriam Planas, Técnica Jurídica de Unión de Mutuas