Opinión

La Norma ISO 37001 contra el soborno

20/04/2017

Se estima que cada año “el impacto corrosivo” de la corrupción asciende al 2% del PIB mundial. Para ayudar a evitar esta situación, la Organización Internacional de Normalización (ISO) ha publicado la Norma ISO 37001, la primera norma mundial resultado del consenso entre numerosos países del mundo en este ámbito.

La ISO 37001 de sistemas de gestión antisoborno ofrece a las organizaciones una serie de medidas que podrán adoptar, de forma proporcional y razonable, para prevenir, detectar y gestionar conductas delictivas de soborno cumpliendo con la legislación y con otros compromisos adquiridos de forma voluntaria. Además, proporciona orientación sobre cómo implantar esas medidas.

Esta norma se ha elaborado en el seno de la Organización Internacional de Normalización (ISO), dentro del Comité ISO/PC 278 Anti-bribery management systems. En su desarrollo han participado expertos de 37 países y ha contado con el seguimiento de otros 22 países que han actuado en calidad de observadores. Expertos españoles, a través de la Asociación Española de Normalización, UNE, la entidad de normalización española, han tenido una activa participación en representación de nuestro país a través del subcomité  /CTN 307 SC 1 Sistemas de gestión del cumplimiento y sistemas de gestión anticorrupción.

El documento, que ya está disponible en inglés en la web de UNE, ante la gran aceptación que se espera en todo el mundo, tendrá una versión oficial en lengua española dentro de ISO, en cuyos trabajos de traducción consensuada por los países de habla hispana han participado expertos españoles a través de UNE. La ISO 37001 en español será incorporada al catálogo nacional como UNE-ISO 37001 próximamente.

En el contexto de la norma, el soborno se entiende como oferta, promesa, entrega, aceptación o solicitud de una ventaja indebida de cualquier valor (que puede ser de naturaleza financiera o no financiera), directamente o indirectamente, e independientemente de su ubicación, en violación de la ley aplicable, como incentivo o recompensa para que una persona actúe o deje de actuar en relación con el desempeño de las obligaciones de esa persona.

Algunas de las medidas que se incluyen en la Norma ISO 37001 son:

  • La implantación de una cultura de integridad, transparencia, apertura y compliance.
  • La adopción de una política antisoborno.
  • El liderazgo de la alta dirección.
  • La designación de una persona que vele por el cumplimiento del modelo de compliance establecido.
  • La formación del personal.
  • La evaluación del riesgo de soborno.
  • La realización de procesos de diligencia debida para proyectos y socios de negocio.
  • Controles financieros y comerciales.
  • Procedimientos de información e investigación.
  • La mejora continua.

El sistema de gestión establecido por la norma es integrable con otros sistemas de gestión de ISO, al seguir la Estructura de Alto Nivel que ISO ha establecido para todas sus normas de sistemas de gestión. La norma está dirigida a organizaciones de todo tipo.

Uno de los puntos fuertes de la Norma ISO 37001 es que establece un sistema de gestión evaluable por una tercera parte independiente. Ello se traduce en que a través de la actividad de evaluación de la conformidad podrán ofrecerse garantías de que una organización tiene implantado un sistema de gestión de acuerdo a este documento.

Marta Fernández, Técnico de la Asociación Española de Normalización, UNE
Secretaria del subcomité CTN 307 SC1 “Sistemas de gestión del cumplimiento y sistemas de gestión anticorrupción”